SENADO

Los momentos más importantes del tercer día de la jueza Barrett en el Senado

Entre martes y miércoles, la jueza contestó preguntas durante 19 horas.
jueves, 15 de octubre de 2020 · 08:51

La jueza Amy Coney Barrett completó ayer la tercera jornada de audiencias en el Comité Judicial de Senado. La magistrada fue interrogada durante otras siete horas, en el marco del proceso de confirmación de los legisladores para su cargo en la Corte Suprema.

El presidente del Comité Lindey Graham coordinó la audiencia y le confesó a Barrett que es “uno de los seres humanos más asombrosos” que alguna vez conoció. Asimismo, felicitó a sus colegas demócratas por el respeto y la calidad de sus intervenciones.

"Con Amy Barrett, lo mejor está por venir", aseguró Lindsey Graham. 

El tema central de la tercera jornada fue el racismo, responsable de múltiples crímenes en el país durante el último año. Ante las preguntas de los demócratas, Barrett señaló que “aborrece la discriminación” y remarcó que una de sus prioridades es que sus dos hijos adoptados de Haití lo sepan.

Uno de los cruces más atractivos de la tarde de ayer, fue con la senadora y actual candidata a vicepresidenta, Kamala Harris. La demócrata presionó sobre opiniones de la jueza en distintos fallos históricos, pero no encontró respuestas concretas por parte de Barrett.

Kamala Harris participó de la audiencia de manera virtual.

La jueza volvió a reconocer ante la senadora que cree que el racismo aún está presente en la sociedad estadounidense, aunque no se adentró en profundidad en la cuestión. Harris, casi inmediatamente, cuestionó sobre el coronavirus y retomó el tema del cambio climático.

“Usted me ha hecho una serie de preguntas que son completamente indiscutibles, como si el coronavirus es infeccioso. Luego, trata de obtener una opinión mía de un tema muy polémico de debate público. No haré eso”, señaló la nominada por Donald Trump.

Luego de la audiencia se celebró una sesión a puertas cerradas para verificar los antecedentes de la jueza en el FBI. Hoy, finalmente, será la última jornada pública, que estará protagonizada por los discursos de cierre.

Los republicanos esperan confirmar a Barrett en su cargo en la Corte Suprema antes de las elecciones del 3 de noviembre. Solo los votos del partido bastarán para lograrlo.