CORTE SUPREMA

La Corte Suprema comienza a debatir el futuro de ObamaCare

Hoy comienzan los primeros argumentos orales de “California contra Texas”.
martes, 10 de noviembre de 2020 · 11:42

Hoy, finalmente, la Corte Suprema comenzará a escuchar los argumentos orales del caso “California contra Texas”, la causa que puede poner en juego el futuro de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA).

Luego de meses de disputa debido a las intenciones del presidente Donald Trump de derogar la ACA, el máximo tribunal del país deberá determinar la impugnación legal o no de ObamaCare.

Donald Trump nominó a la jueza Amy Coney Barrett para ocupar una banca en la Corte Suprema el 26 de septiembre y, un mes más tarde, fue confirmada en el cargo.

La ley de atención médica se enfrentará a un panel judicial marcadamente conservador. Tras la confirmación de Amy Coney Barrett como jueza federal, los magistrados liberales quedaron en una desventaja 3-6.

Unos 21 fiscales generales de Texas, republicanos y apoyados por la Casa Blanca, sostienen que la ley fue invalidada hace tres años, cuando se eliminó la sanción financiera para los ciudadanos que no compran un seguro médico gracias a la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos. 

La lucha judicial por ObamaCare fue uno de los puntos centrales de la campaña presidencial.

En un principio, el máximo tribunal confirmó la legislación en base al “mandato individual”, que marcaba que los ciudadanos podrían comprar un seguro médico o pagar una multa económica.

Los representantes de Texas, justamente, sostienen que el mandato individual va en contra de la Constitución, por lo que pretenden desestimar la ley por completo.

Si bien la Corte Suprema puede determinar que el mandato individual es inconstitucional, está la posibilidad de que se trabaje sobre el concepto de “divisibilidad”, que plantea que la ley siga en pie por más de que se declare como inválido alguno de sus puntos.

La decisión final del máximo tribunal podría durar unos siete meses. En el hipotético caso de una derogación, el fallo podría dejar unos 32 millones de estadounidenses sin seguro médico para 2026, por lo que parece una decisión poco probable en un contexto de pandemia.

Otras Noticias