CONVENCIÓN NACIONAL REPUBLICANA 2020

Mike Pence aceptó su candidatura a vicepresidente y apuntó sus críticas hacia Joe Biden

El vicepresidente respaldó a las fuerzas de seguridad.
jueves, 27 de agosto de 2020 · 08:31

El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, aceptó formalmente su nueva candidatura como compañero de fórmula de Donald Trump de cara a las próximas elecciones. En la tercera noche de la Convención Nacional Republicana, el funcionario dirigió su discurso contra el candidato opositor Joe Biden.

El mensaje de Pence se respaldó en uno de los principales lemas impulsados por Trump y el partido republicano: “Tendremos ley y orden en las calles de este país".

En medio de innumerables protestas sociales en múltiples estados –con un nuevo epicentro en Kenosha, Wisconsin-, el vicepresidente respaldó a las fuerzas de seguridad de la nación. Remarcó que, tanto él como el presidente Trump, consideran a los hombres y mujeres de las fuerzas como “los mejores estadounidenses”.

Pence cuestionó la falta de un mensaje relacionado a los incidentes callejeros en los discursos de Biden durante la Convención Nacional Demócrata, aunque finalizó tres días antes de que la policía de Kenosha le propague siete disparos por la espalda a Jacob Blake, un afroamericano de 29 que espera un milagro para volver a caminar.

"Joe Biden no es más que un caballo de Troya para una izquierda radical", expresó Pence.

En ese sentido, el candidato a una nueva vicepresidencia criticó los dichos de Biden de un posible desfinanciamiento de la policía –que en realidad no fue más que una polémica a partir de una frase sacada de contexto- y aseguró que su gobierno “no desfinanciará a la policía, ni ahora ni nunca”.

“Joe Biden pondría a Estados Unidos en el camino del socialismo y el declive. Pero no vamos a dejar que suceda”, agregó el vicepresidente.

El mensaje político de Pence apuntó a un público que hasta ahora no se había sentido interpelado en la Convención: los suburbios. Ese sector de la sociedad, identificado con una ciudadanía de mayor poder adquisitivo y más afín a las fuerzas de seguridad, apoyó a Trump en 2016 pero se redujo en las elecciones intermedias de 2018.