CONGRESO

El Senado rechazó el proyecto de ley de ayuda económica impulsado por los republicanos

Los demócratas lograron la mayoría para bloquear la legislación.
jueves, 10 de septiembre de 2020 · 16:34

El Senado no aprobó el proyecto de ley de estímulo financiero de 500 mil millones de dólares para reflotar la economía en plena crisis a partir de la pandemia, impulsado por el partido republicano.

Con 52 votos en contra –de mayoría demócrata- y 47 votos a favor, el segundo paquete de estímulo no logró la aprobación de la cámara alta para convertirse en ley. El senador Rand Paul, de Kentucky, fue el único representante republicano en oponerse al proyecto.

La legislación corresponde al segundo paliativo para enfrentar la crisis económica que afectó al mundo entero a partir de las restricciones necesarias ante la propagación del coronavirus. El primero tuvo lugar en abril, cuando se aprobó un estímulo de 484 mil millones de dólares.

El cruce más interesante en la discusión del Congreso se dio entre el senador republicano Mitch McConnell y el demócrata Charles Schumer, representantes de Kentucky y New York, respectivamente.

Schumer, líder de la minoría en el Senado, instó a sus partidarios a oponerse al proyecto y aseguró ante la prensa que los representantes republicanos eran “enemigos de lo bueno”. McConnell no tardó en responder.

 “Los senadores que comparten la actitud tóxica del líder demócrata, que piensan que el verdadero enemigo son sus oponentes políticos, supongo que seguirán su ejemplo y votarán no”, sostuvo el republicano.

Pueden decirles a las familias estadounidenses que se preocupan más por la política que por ayudarlas.

El estímulo rechazado proponía un bono federal de desempleo de 300 dólares semanales hasta el 27 de diciembre. Además, suponía otra ronda del Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP), e incrementos en la financiación de demandas relacionadas con la pandemia.

Sin embargo, los pilares del Senado no parecen tener demasiado interés en ponerse de acuerdo antes de las elecciones del 3 de noviembre, y no solo respecto a cuestiones que atañen al precio del estímulo.

Tanto el propio Schumer como el Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, el jefe de gabinete Mark Meadows o la presidente de la Cámara Nancy Pelosi, continúan alejados en políticas pertinentes al empleo y la distribución federal de los fondos nacionales.