CASA BLANCA

Una exfuncionaria de la Casa Blanca destrozó a Donald Trump: “Podría haber salvado más vidas”

La mujer se desempeñaba en el grupo de trabajo contra el coronavirus.
viernes, 18 de septiembre de 2020 · 12:50

Olivia Troye, una exasistente del vicepresidente Mike Pence, cuestionó la respuesta del presidente Donald Trump a la pandemia de coronavirus. La exfuncionaria se desempeñó en el grupo de trabajo abocado a la enfermedad y fue una de las protagonistas de un video titulado “Votantes Republicanos contra Trump”.

Troye fue asesora de seguridad nacional del vicepresidente. Meses después de su renuncia a la Casa Blanca, expresó públicamente que su paso por la administración Trump fue “aterrador”. Asimismo, expuso el desprecio y la negligencia del presidente en el manejo de la pandemia.

La exfuncionaria del vicepresidente confesó que el mandatario dijo en una reunión del Gobierno que “quizás esto del coronavirus sea algo bueno”, ya que “no le agrada” darles la mano a otras personas. “No tengo que estrechar la mano de esta gente repugnante”, expresó el mandatario según Troye.

Si Trump se hubiera tomado este virus en serio, o si realmente hubiera hecho un esfuerzo por decir qué tan grave era, habría frenado la propagación del virus y salvado vidas.

Pese a ser republicana desde el inicio de su carrera, Troye advierte una “crisis institucional” en la arena política estadounidense, por lo que el próximo 3 de noviembre votará al candidato demócrata Joe Biden.

Trump fue consultado por las declaraciones de Troye ayer antes de viajar a Wisconsin. El mandatario afirmó que cuando trabajaba en la Casa Blanca “no la querían”, pero aseguró que nunca la conoció.

El propio Pence también le contestó a su exasesora. Durante la Comisión de Coronavirus para la Seguridad y la Calidad en Hogares de Ancianos en la Casa Blanca, el vicepresidente se refirió a ella como “una empleada descontenta que decidió jugar a la política durante un año electoral".

Troye forma parte de un “grupo anti-Trump”, formalmente llamado “Republican Political Alliance for Integrity and Reform” (REPAIR), que busca aglomerar exfuncionarios de administraciones republicanas para “reenfocar las prioridades del partido” y “reparar la república americana”.