NANCY PELOSI

El FBI no ha podido hallar la computadora robada a Nancy Pelosi

Acusaron a la principal sospechosa de "obstruir" las investigaciones.
miércoles, 27 de enero de 2021 · 14:29

La computadora portátil de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, que fue robada durante el asalto civil al Capitolio, no ha podido ser recuperada por las autoridades policiales, pese a las intensas pesquisas.

"El equipo tecnológico de la legisladora no fue hallado ni en el auto ni en la casa de Riley June Williams", aseguró el representante legal de la mujer acusada de haberlo hurtado.

Williams fue denunciada por su expareja romántica luego de verla en uno de los videos del asalto al Capitolio.

Durante una audiencia en Washington, la fiscal federal adjunta a cargo del caso, Mona Sedky, afirmó que la investigación "sigue su curso de forma fluida" y que esperan hallar el equipo de la congresista en los próximos días.

"Me siento muy incómoda al referir los hechos del caso en esta etapa. Hablar sobre lo que hacemos, lo que no sabemos y lo que estamos investigando puede poner en riesgo los avances de la investigación", señaló Sedky respecto al caso que involucra a la legisladora.

Williams será juzgada por "obstrucción, allanamiento, entrada violenta y conducta desordenada en los terrenos del Capitolio".

Sin embargo, el defensor público A. J. Kramer informó que agentes del FBI (en inglés, Federal Bureau of Investigation) registraron la residencia y el vehículo de la sospechosa Riley June Williams sin haber encontrado la computadora de Pelosi.

El hecho que vincula a Williams con el ordenador extraviado es una foto que la acusada colgó en sus redes sociales desde el despacho de la presidenta de la Cámara de Representantes con el comentario "tienen la laptop".

En principio, se creyó que Williams había vendido la laptop a informantes rusos, pero esta teoría fue descartada por el FBI.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) ha abierto más de cuatrocientos casos relacionados al asalto civil a las instalaciones del Congreso, ocurrido el pasado 6 de enero.

Según estimaciones, más de ochocientas personas podrían estar involucradas en el hecho delictivo. Los investigadores buscarán responsabilizar a cada individuo por sus acciones particulares y, en algunos casos, las penas podrían ascender hasta veinte años de prisión.

Otras Noticias