DONALD TRUMP

La denuncia electoral de Texas fue "redactada en secreto" por los abogados de Donald Trump

El exmandatario ha causado gran división en las filas republicanas.
lunes, 1 de febrero de 2021 · 13:31

Un nuevo informe realizado por el New York Times reveló que la demanda electoral en el estado de Texas, que buscaba invalidar los resultados de los comicios presidenciales de 2020, no fue redactada por el procurador general republicano Ken Paxton, sino por los abogados del expresidente Donald Trump.

En un reportaje denominado "77 días: la campaña de Trump para subvertir las elecciones", el diario dio a conocer impactantes detalles respecto a los intentos del magnate por desconocer los resultados de la contienda electoral en los cuatro estados más indecisos del país, entre ellos Texas. 

Varios fiscales generales republicanos y "abogados de alto nivel" habrían sido contratados por el multimillonario para ayudarle a sembrar incertidumbre en la población general sobre la transparencia del evento electoral del pasado 3 de noviembre, del que resultó electo el demócrata Joe Biden.

El representante por Louisiana, Mike Johnson, envió un correo electrónico en el que solicitó el apoyo de todos los republicanos del Congreso a la demanda de Texas.

Según señala el artículo, Paxton presentó la demanda en Texas acompañado de Lawrence Joseph, abogado especial externo, que "fue contratado de manera inusual el 7 de diciembre" y que también representó a Trump cuando quiso bloquear la publicación de sus declaraciones de impuestos sobre la renta.

Paxton no habría sido la primera opción del magnate, quien habría intentado convencer al fiscal general de Louisiana, Jeffrey M. Landry; sin embargo, este se negó, lo que obligó a que Donald Trump terminara por convencer al representante texano.

"Por cada abogado del equipo de Trump que se retiró silenciosamente, había uno listo para seguir adelante con demandas propagandísticas que traspasaban las líneas de la ética y las razones legales, entre ellos Rudy Giualiani, Sidney Powell y Lin Wood, con quienes quiso descontar veinte millones de votos", señaló el New York Times.

No obstante, el 12 de diciembre, la Corte Suprema desechó de manera unánime la "demanda infundada presentada por Texas", con la que el exmandatario "buscó anular el conteo de votos en cuatro estados en los que perdió, estos eran: Georgia, Michigan, Pennsylvania y Wisconsin".

El juicio político contra Donald Trump comenzará el próximo lunes 8 de febrero.

El Partido Republicano se fractura

Los constantes asedios de Donald Trump a los colegios electorales, así como su negativa a reconocer los resultados de la votación, encendieron las alarmas en algunos líderes republicanos, quienes preveían las dificultades que supondría el desconocimiento del sufragio para el país y para su partido.

Tras los hechos acaecidos el pasado 6 de enero en el Capitolio, el GOP (en inglés, Grand Old Party) se encuentra profundamente fracturado. Los debates internos no cesan: existen quienes apoyan al exmandatario y consideran válido su argumento de fraude electoral; pero también quienes creen que el juicio político es improcedente porque Trump ya no es presidente. Mientras, un pequeño grupo le recrimina por haber incitado a la población civil a cometer un acto de insurrección en contra del Palacio Legislativo.

Otras Noticias