TIROTEO

El FBI no descarta que el tiroteo en FedEx de Indianapolis haya ocurrido por "sesgo emocional"

La madre del sospechoso había advertido sobre su conducta a las autoridades.
sábado, 17 de abril de 2021 · 12:06

Mientras las autoridades federales intentan determinar las motivaciones que indujeron a Brandon Scott Hole a cometer un tiroteo masivo que acabó con la vida de ocho personas en una instalación de FedEx en Indianapolis, se reveló que sus acciones pudieron ser evitadas porque ya existía una advertencia.

Las autoridades confirmaron que el protagonista del tiroteo, de apenas 19 años, había dejado de trabajar en FedEx en 2020 y había sido entrevistado por FBI (en inglés, Federal Bureau of Investigation) luego de que su madre denunciara que podría cometer “acciones violentas”.

La madre del autor de la balacera había llamado a la policía el año pasado para advertir que su hijo podría intentar quitarse la vida en un enfrentamiento contra agentes policiales. Tras la llamada, un equipo del FBI visitó a Hole, pero no lo consideraron una amenaza.

La compañía dijo que el sospechoso trabajó para ellos durante dos meses.

Además de las ocho víctimas fatales, todos empleados de la compañía de envíos, cerca de cuatro personas resultaron heridas por las balas arrojadas por el sospechoso y una de ellas se encuentra en “estado crítico”, según información oficial.

Informes aseguran que Hole arribó a la instalación de FedEx, situada cerca del aeropuerto de Indianapolis, salió de su vehículo y, sin mediar palabras, comenzó a disparar a quienes se encontraban fuera. Luego, el joven ingresó en el edificio y baleó a cuatro personas. Posteriormente, se quitó la vida.

Al llegar, los agentes de la policía encontraron los cuerpos de las ocho víctimas y el del protagonista de este nuevo tiroteo. El FBI no descarta que el motivo haya sido “sesgo emocional”.

Fuente: (Telemundo)

Violencia armada, un problema federal

En poco más de un mes, más de cuarenta personas han perdido la vida en diversos estados producto de una oleada de tiroteos que han obligado a la Casa Blanca a sentar postura respecto al control de armas en el país.

Hace un par de semanas, el presidente Joe Biden suscribió un conjunto de órdenes ejecutivas que tienen como finalidad regular la venta de armamento o municiones para armas de alto calibre. Además, se podrá restringir la venta de estos equipos a quienes sean denunciados por su familia como una potencial amenaza. Finalmente, se invertirá en campañas de concientización sobre la violencia armada en zonas vulnerables.

Estas medidas despertaron la ira de los funcionarios más conservadores e incluso el estado de Texas inició una demanda contra las órdenes ejecutivas del líder demócrata, a quien acusan de quebrantar lo establecido en la Segunda Enmienda.

Otras Noticias