Montana

El gobernador de Montana propuso una ley para no aplicar las prohibiciones federales de armas

Con el proyecto, las autoridades locales buscan blindarse ante futuras decisiones federales.
sábado, 24 de abril de 2021 · 20:53

El gobernador de Montana, Greg Gianforte, firmó un proyecto de ley que anula las prohibiciones federales de armas de fuego, es decir, blinda al estado ante futuras decisiones relacionadas por la portación, compra y venta de estos dispositivos. “Hoy, firmé con orgullo la ley del representante Hinkle, que prohíbe la extralimitación federal en nuestros derechos”.

La iniciativa firmada por Gianforte, dice que las autoridades de Montana no deben hacer cumplir las prohibiciones federales relacionadas con las armas, municiones y cargadores. Restringe el uso de fondos estatales para mantener prohibiciones federales.

El titular del estado dijo que firmó la legislación considerando que el presidente Joe Biden está tomando medidas a través de órdenes ejecutivas para tomar acciones contra las llamadas armas fantasmas:

Siempre protegeré nuestro derecho de poseer y portar armas.

Quienes apoyan el proyecto de ley de Montana, creen que protege la Segunda Enmienda, pero quienes se oponen creen que solo complica la coordinación entre funcionarios locales y estatales con las autoridades federales en temas que van más allá del debate sobre las armas de fuego.

 

Un Senado dividido complica al presidente Joe Biden

La división en el Senado complica las intenciones de Biden de regular las armas en el país.

La polémica normativa de Montana surge cuando muchos demócratas presionan porque se prohíban las armas de asalto. La decisión está en el Senado, sin embargo, debido a que el 50% de representantes son demócratas y el otro 50% son republicanos y la posibilidad de aprobación se reduce.

La violencia armada es uno de los principales problemas que enfrenta Estados Unidos. En lo que va del año se han reportado al menos 147 tiroteos en diferentes puntos del país, y a diario decenas de personas pierden la vida a causa de agresiones con estos dispositivos. No es la primera vez que desde el ejecutivo se busca regular la compra y venta de armas, el expresidente Barak Obama también impulsó proyectos relacionados, pero no tuvo el respaldo suficiente en el Parlamento.