FLORIDA

Arrestan a una familia de Florida por comercializar dióxido de cloro como una "cura milagrosa"

La falsa medicina les habría hecho ganar más de un millón de dólares.
lunes, 26 de abril de 2021 · 14:40

Un hombre de Florida y sus tres hijos fueron acusados ​​en un tribunal federal de vender miles de botellas de lejía y comercializarlas como una “cura milagrosa” para el coronavirus y otras enfermedades, informaron las autoridades este lunes.

El hombre, que fue identificado como Mark Grenon, y sus hijos, Jonathan, Jordan y Joseph Grenon, fueron acusados ​​de fraude y de quebrantar las órdenes judiciales civiles que prohibían vender estas “curas falsas”. Los productos se promovían como “Solución Mineral Milagrosa” contra el coronavirus, según indican documentos legales presentados en el distrito sur de Florida.

De acuerdo a documentos judiciales, la familia habría fabricado la solución en un cobertizo situado en el patio trasero de su casa en Bradenton, a unas 45 millas al sur de Tampa, en el Sunshine State.

Tras la redada, las autoridades descubrieron docenas de bidones químicos, 10 mil libras de nitrato de sodio y miles de botellas de la solución.

A través de lo que los documentos describen como una "iglesia no religiosa" llamada Iglesia Génesis II de Salud y Sanación, la solución se comercializó como un tratamiento capaz de curar el cáncer, el autismo, la diabetes y otros trastornos y enfermedades.

La FDA (en inglés, Food and Drug Administration) ha advertido a las personas que no ingieran la solución de dióxido de cloro, ya que se considera “potencialmente mortal” y se utiliza generalmente para el tratamiento de aguas industriales.

Las investigaciones iniciales indican que la familia registró un aumento masivo en sus ingresos: pasaron de un promedio de 32 mil dólares al mes a más de 123 mil después de que comenzaran a comercializar la solución como una cura para la COVID 19 en marzo de 2020.

La familia habría vendido más de 28 mil botellas, lo que supone una ganancia de más de un millón de dólares.

Una compañía vende ilegalmente lejía como “cura milagrosa” para las nuevas variantes del coronavirus

La compañía Oclo Nanotechnology Science, situada en el estado de Florida, se ha aprovechado de los temores causados por las nuevas cepas del coronavirus que se han propagado por el país en los últimos meses y ha afirmado que “el dióxido de cloro tiene un gran potencial curativo frente a estos patógenos”, hecho que ha sido descartado por las autoridades sanitarias.

Los vendedores ambulantes de este producto instan a los estadounidenses a beber el líquido como una “cura milagrosa” para enfermedades diversas, pese a que su comercialización en el país es ilegal. El dióxido de cloro es un poderoso agente blanqueador utilizado en la fabricación de textiles y papel y, actualmente, se fabrica en laboratorio improvisados.

Otras Noticias