Washington

Familias beneficiadas con el TPS se manifestaron frente a la Casa Blanca

Piden al presidente Joe Biden que cumpla su promesa de regular su estatus migratorio.
viernes, 30 de abril de 2021 · 19:45

Varias organizaciones de migrantes beneficiados con el TPS (en inglés, Estatus de Protección Temporal) se manifestaron en Washington muy cerca de la Casa Blanca, exigiendo al Gobierno del presidente Joe Biden que cumpla con las acciones para beneficiar a las personas que están por perder su estadía legal en el país.

El presidente aseguró, en su discurso ante el Congreso, que se está tramitando una reforma migratoria. Sin embargo, esto será después de los primeros 100 días de su administración y no antes, como había prometido durante su campaña electoral. Los beneficiados con el TPS llegaron a la casa de Gobierno portando carteles con la consigna: “Papeles sí, migajas no”.

Son más de 300 mil personas las beneficiadas con el TPS. 

Los migrantes que se manifestaron en Washington provienen de diferentes estados, están inscritos al estatus de protección que casi es eliminado durante la administración del expresidente Donald Trump. Recordaron que en este momento, su estadía en el país está en riesgo y muchos de ellos tienen familias establecidas, con un promedio de 20 años viviendo en Estados Unidos.

El TPS permite a los inmigrantes, de países en conflicto o que sufrieron fenómenos naturales, no ser deportados y optar por un trabajo con todas las prestaciones de ley. Se estima que hay más de 300 mil personas beneficiadas con el estatus temporal.

Joe Biden prometió que daría un giro a la política migratoria vigente por orden de Trump y aseguró que trabajará por reformar las leyes y permitir la regulación a más de 11 millones de indocumentados que residen en Estados Unidos y no tienen antecedentes penales.

Los manifestantes piden una política migratoria que brinde estabilidad a sus familias.

Una reforma con pocas posibilidades de ser aprobada

En marzo, la Cámara de Representantes aprobó dos leyes migratorias para los jóvenes que pertenecen al DACA (en inglés, Deferred Action for Childhood Arrivals), amparados al TPS y trabajadores agrícolas. El proyecto tiene posibilidad de ser aprobado en el Senado, donde demócratas y republicanos poseen el mismo número de legisladores, con un voto decisivo que corresponde al Gobierno cuando hay empate, es decir, a cargo de la vicepresidenta, Kamala Harris.

Pese a dicha posibilidad, cuando un proyecto obtiene menos de 60 votos a favor, fácilmente puede ser bloqueado con una maniobra legislativa, impidiendo su puesta en marcha.