FLORIDA

Florida declara estado de emergencia por una "inminente inundación ácida"

Alertaron que un estanque químico está a punto de colapsar.
domingo, 4 de abril de 2021 · 08:54

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, emitió el sábado una declaración de estado de emergencia después de que se detectara una fuga en un antiguo estanque de plantas de fosfato situado en el área de la Tampa Bay, que podría generar una peligrosa “inundación ácida”.

Las autoridades de Florida ordenaron la evacuación de más de 300 hogares y el cierre de una carretera cerca del gran embalse. A quienes residen en un radio de media milla del lugar recibieron una alerta por mensaje de texto donde se les notificaba que el colapso era "inminente".

El Departamento de Protección Ambiental del Sunshine State dijo que la filtración fue descubierta “por primera vez” el viernes y que está ubicada en una pared del estanque de 77 acres que contiene alrededor de 600 millones de galones de agua contaminada con fósforo, nitrógeno y pequeñas cantidades de radio y uranio.

Las autoridades temen que la inundación ocasione daños a la agricultura.

"Una parte del muro de contención en el sitio de la fuga se movió lateralmente, lo que significa que el colapso estructural podría ocurrir en cualquier momento", advirtió el director de seguridad pública del condado de Manatee, Jake Saur.

Por su parte, el administrador del condado, Scott Hopes, aseguró que “600 millones de galones podrían abandonar el estanque en cuestión de segundos y recorrer el área circundante sin ningún tipo de control”.

Pese a la extrema contaminación del agua, los funcionarios de Florida argumentaron que lo que más les preocupa es la inundación que podría causar la ruptura, ya que el agua que se descargaría es solo "ligeramente ácida”.

“Es ligeramente ácida, pero no a un nivel que se espera que sea motivo de preocupación, ni se espera que sea tóxica”, concluyeron los expertos.

Fuente: (PP)

Tormentas de primavera

La semana pasada algunas zonas del centro sur del país fueron víctimas de lluvias torrenciales que desataron un conjunto de inundaciones. Mississippi, Tennessee, Alabama, Lousiana y Arkansas fueron alcanzadas por feroces tormentas que dejaron un cúmulo de destrucción a su paso.

 En Tennessee cuatro personas perdieron la vida a raíz del desbordamiento de ríos, mientras más de 150 personas debieron ser rescatadas por las fuerzas de seguridad debido a los deslizamientos de tierra.

Otras Noticias