EL SALVADOR

Un representante del Gobierno llega mañana a El Salvador para analizar la migración irregular

El presidente salvadoreño ha arremetido contra funcionarios demócratas.
martes, 6 de abril de 2021 · 21:21

Ricardo Zúñiga, enviado especial de Estados Unidos para el Triángulo Norte, visitará El Salvador en las próximas horas para conversar con diferentes funcionarios y analizar los motivos que llevan a la migración irregular desde Centroamérica. Zúñiga ya estuvo en Guatemala, pero no llegará a Honduras.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ha arremetido en las últimas semanas contra la congresista de California Norma Torres, quien ha criticado las políticas migratorias del país y el resto de Centroamérica. La oficina del portavoz del Departamento de Estado informó que el enviado especial del Triángulo Norte abordará las causas fundamentales de la migración y los esfuerzos que se hacen para ampliar la protección de sus ciudadanos.

Ricardo Zúñiga llegará a la nación centroamericana junto con Katie Tobin, directora principal de Seguridad Transfronteriza del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

Nuestra asistencia extranjera debe ir a la sociedad civil, organizaciones no gubernamentales, instituciones multilaterales y otras instituciones creíbles que tengan un historial probado de ayudar a personas y comunidades vulnerables.

La migración irregular desde Centroamérica incrementó en los últimos meses. 

Falta de confianza

El departamento de Estado dijo que Zúñiga evaluará las condiciones para la implementación de los 4 mil millones de dólares que Estados Unidos ha dispuesto para erradicar las causas de la migración desde Centroamérica.

Zúñiga se encargará de que los socios rindan cuentas sobre sus compromisos para abordar las causas estructurales de la migración y el incremento de llegadas de menores no acompañados a la frontera de Estados Unidos.

Ricardo Zúñiga quiere que El Salvador y Guatemala respondan por los compromisos asumidos. Para los analistas, la visita es una muestra de la poca confianza de la administración de Joe Biden ante el trabajo que realizan los Gobiernos del Triángulo Norte.