PASAPORTE

El pasaporte vacuna cobra protagonismo en la agenda política federal

Republicanos denunciaron la medida como "terrorismo corporativo".
miércoles, 7 de abril de 2021 · 10:55

La implementación del denominado “pasaporte vacuna” se ha convertido en uno de los principales temas de discusión política en los últimos días. Mientras algunos estados consideran apropiado establecer su uso, otros condenan que se le exija a la población información sanitaria privada para desenvolverse en la vida cotidiana.

El mes pasado, New York se convirtió en el primer estado en lanzar formalmente un pasaporte de vacuna digital para que sus residentes puedan dar fe de que han sido inmunizados satisfactoriamente contra el coronavirus. A través del programa Excelsior Pass, los neoyorquinos podrán comprobar su estado de vacunación o demostrar que han resultado negativos en una prueba PCR reciente, a fin de que se les permita el ingreso a eventos multitudinarios y negocios.

Por su parte, el gobernador de Hawaii, David Ige, dijo el lunes que su estado investiga la posible aplicación de un documento de inmunización; sin embargo, afirmó que “todavía queda trabajo por hacer”, por lo que se deberá esperar al menos un mes para determinar si se usará o no. Algo similar compartió el gobernador de Illinois, JB. Pritzker.

El Madison Square Garden de Manhattan y el Times Union Center en Albany ya han comenzado a usar la aplicación.

Mientras estos estados avanzan en las políticas que les permitan implementar el pasaporte vacuna, Florida, Texas, Georgia, Tennessee, Missouri, Nebraska, entre otros, se oponen radicalmente a su implementación y denuncian que contraviene los derechos constitucionales.

El día de ayer, el gobernador de Texas, Greg Abbott, emitió una orden ejecutiva que prohíbe a las agencias u organizaciones que reciben fondos estatales exigir pasaportes o documentación que comprueben que una persona está vacunada para poder ingresar o participar de una actividad social.

“Vacunaremos a más tejanos y protegeremos la salud pública sin pisotear las libertades personales”, dijo Abbott. Por su parte, Ron DeSantis y Brian Kem, gobernadores de Florida y Georgia, respectivamente, coincidieron con Abbott y prohibieron el avance de esta iniciativa en sus jurisdicciones.

La Casa Blanca asegura que el pasaporte vacuna no forma parte de su agenda y la secretaria de Prensa, Jen Psaki, agregó que el Gobierno Federal no prestará ningún tipo de soporte u información privada para que se implemente. No obstante, consideró que cada estado o empresa puede establecer las pautas que considere necesarias.

Fuente: (Telemundo)

Este martes, la OMS (Organización Mundial de la Salud) anunció que no respaldará “de ninguna manera” la implementación del pasaporte vacuna, que algunos países como Israel y Dinamarca ya han comenzado a utilizar.

El organismo consideró que este tipo de documento facilitará las prácticas discriminatorias, al tiempo que alegó que “ninguna de las vacunas es cien por ciento efectiva contra el coronavirus”, por lo que una persona vacunada puede igualmente convertirse en un foco de contagio.

Otras Noticias