TEXAS

Relato salvaje: un tigre recorrió las calles de un vecindario residencial en Houston

El animal pudo ser grabado y fotografiado por los vecinos.
lunes, 10 de mayo de 2021 · 10:21

La policía de Houston se llevó una enorme sorpresa la noche del domingo, cuando un habitante de un barrio residencial llamó para informar que había visto un tigre en el patio delantero de un vecino cerca de las 20 horas (ET).

“Tiene un collar. Sin dudas, es la mascota de alguien”, dijo la testigo María Torres, quien logró captar imágenes y videos del tigre al recorrer las calles y patios delanteros de las casas. Sin embargo, cuando la policía llegó al lugar, el animal había desaparecido.

En un video registrado, se puede ver a un presunto vecino de la zona agarrar al felino salvaje de lo que parece ser un collar y llevarlo una casa situada en el vecindario. Momentos antes, otro hombre parecía apuntar con un arma al animal.

Los vecinos del lugar se resguardaron en sus hogares hasta que la amenaza pasó.

“Hay un tigre de Bengala por este barrio, deben tener cuidado”, se escucha decir a una mujer en uno de los videos publicados. “¿Por qué demonios hay un tigre en la calle?”, agrega.

Al llegar los agentes del orden, los vecinos les dijeron que alguien “en un vehículo blanco” había logrado controlar al animal y llevárselo del lugar. Aún no ha sido aclarado de dónde pudo haber salido o quién es el responsable de este acto, pero la policía de Texas anunció que el caso está bajo investigación.

Fuente: (KHOU 11)

Otros encuentros salvajes en Houston

Pese a que Houston es una ciudad cosmopolita en expansión, ha tenido una gran cantidad de casos de tigres salvajes criados de manera doméstica. Hace apenas un par de años, en mayo de 2019, la policía local encontró uno de estos felinos enjaulado en un garaje situado al suroeste del centro.

En ese momento, la policía arrestó a la expropietaria de la fiera, quien enfrentó cargos por “crueldad animal”. Finalmente, el tigre fue llevado a Cleveland Amory Black Beauty Ranch en Murchison, Texas, donde vivirá el resto de su vida.

En Houston, es ilegal poseer animales salvajes y quien ponga en peligro la vida de algún espécimen o de cualquier vecino residencial podría recibir una multa de entre 500 a 2 mil dólares.