El Salvador

El secretario de Estado le pidió a Nayib Bukele mantener la independencia de poderes en El Salvador

En el primer día con mayoría oficialista en la Asamblea Legislativa de El Salvador, los diputados destituyeron a magistrados de la Corte Suprema y al fiscal general.
domingo, 2 de mayo de 2021 · 17:19

El secretario de Estado, Antony Blinken, habló telefónicamente con el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, para expresarle la grave preocupación de la Casa Blanca por lo que está ocurriendo en el país. En la noche del sábado, una nueva Asamblea Legislativa, conformada por mayoría oficialista, destituyó a los cinco magistrados de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia y al fiscal general.

El funcionario le recordó a Nayib Bukele, “La importancia de una justicia independiente, esencial para la democracia en un país”, según confirmó el Departamento de Estado. La destitución del fiscal general, Raúl Melara, también preocupa el Gobierno de Joe Biden, que lo calificó como un compañero eficaz en la lucha contra el crimen.

En su cuenta de Twitter, Bukele le pidió a la comunidad internacional no interferir.

Si bien, Blinken reafirmó el compromiso de Estados Unidos con El Salvador, señaló al presidente que se deben mejorar las condiciones de vida, se deben reforzar las instituciones democráticas y mantener la separación de poderes.

La libertad de prensa, una sociedad civil vibrante y el apoyo al sector privado, que depende de la seguridad jurídica para que el pueblo salvadoreño tenga un futuro de éxito.

Los diputados oficialistas destituyeron a los jueces a cargo del máximo tribunal de justicia.

El motivo de la bancada oficialista de la Asamblea Legislativa, para sustituir a magistrados y al fiscal general, se debe a las decisiones tomadas por Corte Suprema de Justicia durante la pandemia, entre ellas la declaración de inconstitucionalidad de varios decretos ejecutivos.

Respecto al fiscal general, los parlamentarios oficialistas dijeron que la decisión corresponde a evidentes actuaciones y decisiones con motivaciones políticas, que ponen en tela de juicio su objetividad, su independencia e imparcialidad.

Tras las destituciones, diferentes organizaciones nacionales e internacionales se pronunciaron expresando preocupación por lo que está ocurriendo en el país y por las radicales posturas de los funcionarios de la administración de Nayib Bukele.

El fiscal general, Raúl Melara, contaba con el respaldo de la administración estadounidense.

El polémico Gobierno de Nayib Bukele

El Salvador es uno de los tres países que conforman el Triángulo Norte y es uno de los principales beneficiados con la cooperación estadounidense. Sin embargo, el presidente Joe Biden tomó distancia de la administración de su homologo salvadoreño, Nayib Bukele, quien a través de redes sociales hizo cuestionamientos contra defensores de derechos humanos, periodistas y responsables de aplicar la justicia en su país.

Uno de los comentarios más desafortunados de Nayib Bukele fue durante una cadena nacional en la que se refirió de forma despectiva a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, “Si en verdad fuera un dictador los hubiera fusilado a todos. Salvas mil vidas a cambio de cinco”. Las declaraciones del mandatario fueron porque el máximo tribunal no le permitió disponer de recursos ilimitados durante la pandemia.