Maryland

La NASA investiga una explosión solar de múltiples etapas que podría representar un riesgo

Los científicos creen que el evento podría ayudar a predecir el futuro y determinar si estos fenómenos afectarán al planeta.
jueves, 10 de junio de 2021 · 18:00

La NASA (en inglés, National Aeronautics and Space Administration) informó de una masiva explosión solar de múltiples etapas, que podría revelar información que ayude a los científicos a resolver las causas de las impredecibles manifestaciones del astro mayor.

La agencia espacial busca comprender la física de las explosiones del Sol y predecir mejor esas erupciones que causan condiciones climáticas peligrosas en la Tierra. Según adelantaron, el fenómeno contenía tres tipos de manifestaciones que generalmente se observan por separado.

El fenómeno fue observado por primera vez hace dos meses.

Según la NASA, las tres erupciones juntas significan para los expertos una Piedra Rosetta solar, que permite conocer más y explicar lo que ocurre en el Sol:

Este evento es un eslabón perdido donde podemos ver todos estos espectros de diferentes tipos de erupciones en un pequeño y ordenado paquete.

 

Los tipos de erupción solar

Emily Mason, autora principal del nuevo estudio científico solar en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la agencia, explicó que las erupciones son causadas a diferentes escalas, pueden presentarse parcialmente, como un chorro o como una eyección de masa coronal.

Las erupciones por chorros o eyecciones de masa coronal son explosivas y arrojan energía y partículas al espacio, pero se ven muy diferentes. Los chorros son en forma de columnas estrechas, mientras que las eyecciones son en forma de burbujas que se expanden y son esculpidas por los cambios magnéticos. Finalmente, están las erupciones parciales, que comienzan a salir de la superficie, pero no tienen suficiente energía como para salir del Sol; en consecuencia, la mayoría caen sobre él.

La erupción observada recientemente por la NASA ocurrió entre el 12 y 13 de marzo de 2016. Los científicos vieron una capa caliente de material solar sobre una región activa en la superficie del astro. Los científicos creen que el evento es de vital importancia para predecir futuras erupciones que puedan afectar a la Tierra.