Montana

Resolvieron un asesinato ocurrido en 1956 gracias a una prueba de ADN

Investigadores de Missuouri hicieron uso de la genealogía forense para develar quién fue el responsable de un doble homicidio ocurrido en Montana.
jueves, 10 de junio de 2021 · 21:46

Una evidencia con ADN conservada después de un doble homicidio ocurrido en 1956 y el uso de genealogía forense contribuyeron a que la oficina del alguacil de Montana cerrara un caso sin resolver, luego de 56 años.

Investigadores de la Oficina del Sheriff del condado de Cascade utilizaron pruebas con rastros genéticos y llegaron a la conclusión de que Kenneth Gould -que falleció en Oregon, Missouri, en 2007- fue quien le quitó la vida a Patricia Kalitzke, de 16 años, y a Duane Bogle, de 18 años. Ambos fueron atacados con armas de fuego.

 

¿Cómo se resolvió el caso?

El detective Jon Kadner se hizo cargo del caso en 2012 y explicó que se trataba del caso más antiguo en todo el país, que se resolvió luego de buscar en bases de datos comerciales de ADN para encontrar coincidencias familiares con el registro del sospechoso del delito.

A través del registro genético se pudo descartar a varios sospechosos de violación, incluso se sacó del listado a James Bulger, quien estuvo en el área y fue arrestado por violación en 1951.

El crimen ocurrió el 3 de enero de 1956, cuando tres jóvenes caminaban a lo largo del río Sun, cerca de Wadsworth Park al noreste de Great Falls. Encontraron a Bogle asesinado muy cerca de su automóvil. Un día después, un trabajador del condado que trabajaba en la carretera encontró a Kalitzke al norte de Great Falls.

El responsable del crimen falleció sin enfrentar a la justicia.

Bogle era aviador en la Base de la Fuerza Aérea Malmstrom de Waco, Texas, mientras que Kalitzke era estudiante de tercer año en Great Falls High School. Los agentes investigaron durante años lo ocurrido, pero no hubo éxito al intentar arrestar al responsable.

El caso tomó relevancia nuevamente en 2001, cuando el detective Phil Matterson envió evidencia de ADN recogida al Laboratorio del Crimen del Estado de Montana para su análisis. Cuando el detective se retiró, dijo que no creía que el caso se resolviera: “Muchas personas diferentes tuvieron un giro en esto, y simplemente no pudimos llegar a una conclusión”.

Siete años después, en 2018, la genealogía forense permitió adaptar miembros de la familia biológica y se usaron para identificar sospechosos hasta finalmente dar con el responsable.