Curaço

Dos casos de coronavirus en el primer crucero de Royal Caribbean tras la suspensión por la pandemia

Los pasajeros contagiados son asintomáticos pero permanecen aislados y con seguimiento sanitario.
viernes, 11 de junio de 2021 · 10:29

Tras el levantamiento de las restricciones de navegación ocasionadas por la pandemia, la compañía Royal Caribbean (RCL.N) ha retomado sus actividades con el primer gran crucero del Celebrity Millennium.

El barco partió el sábado 5 de junio desde Philipsburg, en la isla St. Maarten, con un itinerario de una semana que incluía paradas en Barbados, Aruba y Curaço, mientras se seguían todos los protocolos del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (en inglés, CDC). Estas medidas requieren que tanto tripulantes como pasajeros mayores de 16 años presenten los documentos justificativos de vacunación contra el COVID 19.

Cerca de 500 pasajeros abordaron el barco y el 95 % presentó dicha documentación, pero la RCL.N ha informado que 2 personas han dado positivo en la prueba que se suele realizar 72 horas antes del final del crucero.

La compañía ha emitido un comunicado en el que ha señalado que “los individuos son asintomáticos y actualmente permanecen aislados y son monitoreados por nuestro equipo médico". Además agregaron: "Estamos realizando un rastreo de contactos, agilizando las pruebas para todos los contactos cercanos y monitoreando de cerca la situación”.

Royal Caribbean Group, casa matriz de Celebrity Cruises, ha informado también que el barco en este momento se encuentra atracado en Curaço y regresará a St. Maarten este sábado.

La Royal Caribbean ha informado que los pasajeros contagiados están aislados y el barco se encuentra en Curaço.

Una de las últimas industrias que retoma actividades

El Celebrity Millennium ha sido uno de los primeros cruceros en retomar actividades después de más de un año de suspensión de la navegación. El CDC estableció un protocolo con requisitos estrictos después de que algunos barcos se convirtieran en focos de contagio durante el año pasado.

Esta detección de casos positivos se produce en un momento clave del inicio de la temporada de verano. Precisamente en esta instancia, los operadores de cruceros de Florida han tenido que sortear los problemas que trajeron las leyes estatales, las cuales les impiden pedir el certificado de vacunación, mientras que a la vez necesitan hacerlo para poder garantizar la seguridad sanitaria en sus viajes.