Maryland

La FDA pedirá a Johnson & Johnson desechar 60 millones de dosis de su vacuna contra el coronavirus

Los fármacos estarían contaminados, según los estudios hechos por las autoridades federales.
viernes, 11 de junio de 2021 · 17:14

La FDA (en inglés, Food and Drug Administration) habría solicitado a Johnson & Johnson que deseche alrededor de 60 millones de dosis de la vacuna Jansenn contra el coronavirus, producida en una planta de Baltimore, estado de Maryland. La planta es administrada por Emergent BioSolutions y en el lugar se habrían contaminado las dosis, según publicó The New York Times.

La fábrica está cerrada desde abril, ya que tras una inspección de rutina salieron a la luz varias transgresiones y la posible contaminación de las vacunas del laboratorio con un ingrediente clave de la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca.

En total, serían 170 millones de dosis de ambas vacunas las que eran evaluadas por la FDA, organismo que confirmó a la CNBC que varios lotes no eran adecuados para su uso y tendrán que ser desechados. Mientras tanto, dos lotes fabricados en la planta si podrán ser utilizados. Algunos medios de comunicación hablan de 10 millones de dosis más que resultaron afectadas.

La planta relacionada con la contaminación de vacunas fue cerrada hace dos meses.

La FDA ha determinado que algunos otros lotes no son adecuados para el uso, pero otros adicionales aún no están bajo revisión y la agencia mantendrá al público informado a medida que se completen estos procesos.

 

Estados Unidos tiene vacunas suficientes

Pese a lo ocurrido con las vacunas de Johnson & Johnson, las autoridades federales aclararon que el país cuenta con vacunas suficientes de Pfizer y Moderna para continuar el proceso de vacunación. Desechar los fármacos contaminados no pone en riesgo la campaña impulsada por el Gobierno.

Añadieron que aproximadamente 10 millones de dosis de la vacuna de Johnson & Johnson se distribuirán en el país y también se donarán a otras naciones. Los lotes recuperados tendrán una advertencia que indique que los reguladores federales no pueden garantizar que el operador de la planta de producción, Emergent BioSolutions, siguió sus estándares de calidad.

Antes de tomar esta decisión, la FDA llevó a cabo una revisión exhaustiva de los registros de las instalaciones y los resultados de las pruebas de calidad realizadas por el fabricante.

La agencia agregó que no está lista para incluir a la planta responsable de la contaminación como una instalación de fabricación autorizada, y explicó que continuarán con el con Janssen para resolver los problemas detectados.

Estas revelaciones surgen cuando el gobierno de Joe Biden anunció el donativo de millones de dosis de las vacunas de Johnson & Johnson, por lo que las intenciones podrían verse frustradas.

Otras Noticias