Washington

El Gobierno modificará el proceso para obtener la ciudadanía

Los cambios facilitarían el trámite y los solicitantes tendrían respuesta en menos tiempo.
domingo, 13 de junio de 2021 · 19:55

Obtener la ciudadanía es un proceso complejo, requiere cumplir con varios requisitos y pasar por un camino que requiere solicitudes, entrevistas, pagos y ceremonias de juramentación. Sin embargo, todo podría cambiar debido a una solicitud del presidente Joe Biden.

El USCIS (en inglés, United States Citizenship and Immigration Services) recibió un nuevo plan para acortar los pasos para la naturalización, minimizar los costos y agilizar los trámites para procesar más solicitudes cada año.

Para pedir la ciudadanía se incluirán entrevistas en vídeo, solicitudes por Internet y la toma de juramento de USCIS a los nuevos ciudadanos. No se castigará a los indocumentados o residentes permanentes que votaron como ciudadanos sin saber que era ilegal y habrá extensiones para quienes no puedan pagar inmediatamente todas las tarifas.

Las ceremonias de juramentación se mantendrán.

Entre otros cambios propuestos está el regreso del examen de las 100 preguntas y becas de preparación para la naturalización. Los requisitos básicos para hacer el tramite son: tener más de 18 años, contar con residencia permanente por no menos de cinco años, demostrar buen comportamiento, saber leer, escribir y hablar inglés básico, conocer la Constitución de Estados Unidos y tomar el juramento de lealtad.

El Gobierno recomienda conocer detalladamente todos los requisitos por medio de la información que proporcionan los portales oficiales para no cometer errores.

 

Quienes pueden aplicar a la ciudadanía

Pueden tramitar la ciudadanía los familiares directos de un ciudadano estadounidense, las personas con permanencia legal en el país, las personas comprometidas con un ciudadano, viudos y personas que fueron agredidas en el país.

Los extranjeros con visa de trabajo también pueden solicitar la naturalización, además de médicos con interés nacional e inversionistas inmigrantes. El Gobierno considera casos especiales entre los que se incluye a miembros de organizaciones religiosas, comunicadores, jubilados y solicitantes de asilo.