IOWA

Científicos de Iowa terminaron con el misterio: revelaron el origen de las auroras boreales

Gracias a un estudio, consiguieron explicar las causas que les otorgan un brillante esplendor.
martes, 8 de junio de 2021 · 02:00

Científicos de la Universidad de Iowa publicaron un informe en la revista Nature Communications en el que revelaron el misterioso origen de las auroras boreales. En su estudio, investigaron el proceso de formación de las espectaculares luces brillantes que se observan desde las latitudes más altas de la Tierra.

Según concluyeron los especialistas de The Hawkeye State, las auroras boreales más brillantes tienen lugar gracias a la generación de importantes cantidades de ondas electromagnéticas que aceleran el movimiento de los electrones hacia la Tierra. El desplazamiento de esas partículas, denominadas Alfven, hace que en el cielo se observe el famoso espectáculo de luces.

Las auroras boreales tienen formas, estructuras y colores  diversos que se modifican con el transcurso del tiempo.

“Las mediciones revelaron que esta pequeña población de electrones experimenta una 'aceleración resonante' por el campo eléctrico de la onda Alfveb”, explicó Greg Howes, profesor del Departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Iowa.

El especialista, que fue parte del estudio, recordó que el análisis y las demostraciones experimentales de los mecanismos físicos que producen el movimiento de electrones se han desarrollado durante décadas, y que producto de ese trabajo, la ciencia hoy puede ofrecer una respuesta.

Otros planetas del sistema solar, como Júpiter, también poseen auroras boreales.

Teoría comprobada

Los experimentos desarrollados en un centro de investigación que cuenta con el apoyo de la Fundación Nacional de Ciencia y el Departamento de Energía sirvieron como evidencia para el estudio desarrollado en Iowa. Además, se apoyaron en los registros de las misiones espaciales que han identificado ondas Alfven aceleradoras de electrones en sus viajes por encima de las auroras boreales.

Aún así, restaba confirmar fehacientemente que las ondas Alfven generan la aceleración del movimiento de los electrones, y finalmente lo lograron. “Esta es la primera vez que hemos podido confirmar definitivamente que funciona”, manifestó con satisfacción Craig Kletzing, profesor de Física de la Universidad de Iowa y coautor de la investigación.

Otras Noticias