WASHINGTON D.C.

El Senado reveló un "amplio colapso" en la seguridad del Capitolio durante el ataque del 6 de enero

Afirman que ningún oficial superior quiso hacerse cargo de la contraofensiva.
martes, 8 de junio de 2021 · 14:10

Una investigación reciente sobre la insurrección civil del 6 de enero en el Capitolio de Washington D.C., liderada por el Senado, reveló un “amplio colapso” en los sistemas de inteligencia de múltiples agencias, junto con fallas militares y policiales generalizadas que llevaron a que el ataque violento contra la institución tuviera una mayor magnitud.

El informe publicado por el Senado indica que, pese a las constantes advertencias y claras sugerencias de que los partidarios del expresidente Donald Trump, incluidos algunos grupos de extrema derecha, planeaban “asaltar el edificio del Congreso” y posiblemente infiltrarse en el sistema de túneles debajo del edificio, la información “nunca llegó al liderazgo superior”.

El informe del Senado es la primera, y podría ser la última, revisión bipartidista de cómo cientos de partidarios de Trump pudieron quebrantar las líneas de seguridad e irrumpir en el Capitolio el 6 de enero, hecho que obligó a los funcionarios legislativos y al vicepresidente Mike Pence a interrumpir la certificación de la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de noviembre.

En el informe se destacó el "comportamiento heroico de los agentes de la Policía del Capitolio", pese a haber sido "superados en número".

El informe no profundiza en las causas fundamentales que generaron el ataque, ni juzga el papel de Trump cuando llamó a sus partidarios a “luchar como el infierno” para revertir su derrota electoral, sino que se centra en las causas internas que permitieron a los seguidores del expresidente ingresar en el Capitolio e identifica las fallas de inteligencia que dispersaron cualquier intento de responder al motín civil.

El análisis del Senado relata cómo la Guardia Nacional retrasó su avance durante horas cuando los funcionarios de varias agencias tomaron medidas burocráticas para liberar a las tropas. También detalla las horas de las llamadas entre los funcionarios del Congreso y del Pentágono y cuando el entonces jefe de la Policía del Capitolio, Steven Sund, suplicaba desesperadamente ayuda.

En este sentido, el equipo de expertos encontró que el Pentágono se tomó horas para “planear la misión” y buscó múltiples niveles de aprobaciones mientras los funcionarios de la Policía del Capitolio eran agredidos brutalmente por los atacantes. También afirma que la respuesta vacilante del Departamento de Defensa estuvo influenciada por las críticas a su contundente respuesta en contra de las protestas surgidas durante el verano de 2020, después de la muerte de George Floyd.

Finalmente, el informe recomienda la creación de una unidad de inteligencia consolidada dentro de la Policía del Capitolio que permita subsanar las “fallas generalizadas de múltiples agencias que no predijeron el ataque, a pesar de que los insurrectos lo habían planeando abiertamente a través de Internet”.

Fuente: (Noticias Extra)

Ningún oficial superior quiso tomar el mando durante el ataque

Una de las revelaciones más contundentes del informe, presentado por el Senado federal este martes, tiene que ver con la conducta asumida por los líderes del Departamento de Defensa y del Pentágono, quienes decidieron mantenerse al margen de las operaciones mientras los efectivos de la Policía del Capitolio recibían todo el impacto de la turba iracunda que invadió el edificio.

“Me horrorizó que ningún subjefe o superior nos ayudara”, dijo un oficial al comité a través de una declaración anónima. “Durante horas, los gritos en la radio fueron horribles, las vistas eran inimaginables y hubo una pérdida total de control. Durante horas, ningún jefe o superior tomó el mando y el control. Los oficiales rogaban y suplicaban ayuda, pero nadie contestó”, agregó el funcionario.

La jefa interina, Yogananda Pittman, quien reemplazó a Sund después de su renuncia, dijo a los comités que la falta de comunicación se debió a que “los comandantes estaban abrumados por el incidente y algunos se comprometieron con los alborotadores, en lugar de dar órdenes por radio”.

Otras Noticias