Washington

Comenzó la vacunación de los niños migrantes no acompañados que permanecen en refugios

Más de 16 mil menores de edad están bajo la custodia de las autoridades federales y a la espera de reencontrarse con sus familias.
miércoles, 9 de junio de 2021 · 23:42

Los niños migrantes que son elegibles para recibir la vacuna contra el coronavirus ya comenzaron a ser inmunizados, según anunció el HHS (en inglés, Department of Health and Human Services). Joo Yeun Chang, secretario adjunto de la Administración para Niños y Familias, explicó que el Gobierno ordenó que se aplique el fármaco en los refugios.

Los menores de edad al cuidado del HHS recibirán la vacuna por recomendación de los CDC (en inglés, Centers for Disease Control and Prevention), que sugieren que los mayores de 12 años sean inmunizados para evitar próximos brotes de la enfermedad.

Estamos trabajando lugar por lugar para garantizar que la vacuna contra el COVID 19 esté disponible como parte del paquete de atención médica para todos los menores de edad elegibles.

La Oficina de Reasentamiento de Refugiados, los centros de atención de afluencia y los sitios de administración de emergencia recibirán vacunas para inmunizar a quienes lo necesiten.

 

Los niños migrantes reciben atención médica

Las vacunas solo se aplicarán con el consentimiento de los niños y sus padres.

Según informó el HHS, los niños migrantes bajo su custodia participan de los programas de vacunación que existen en el país. La vacuna contra el coronavirus se les aplicará luego de una evaluación de salud y varios exámenes médicos.

El procedimiento será con el consentimiento de sus padres o tutores legales. El proveedor de atención se comunicará con los responsables de los menores, mientras que la Oficina de Reasentamiento de Refugiados podrá tomar la decisión de los que están bajo su custodia, pero los niños pueden decidir no aplicarse la vacuna.

Según la Casa Blanca, actualmente hay 16.262 menores de edad que viajaron no acompañados y que permanecen bajo custodia federal, a la espera de reencontrarse con su familia u obtener respuesta a su solicitud de asilo en el país. El ingreso de niños migrantes disminuyó el último mes, pero muchos de los que permanecen en refugios tienen varios meses sin poder volver con sus seres queridos.