TEXAS

Texas actualiza su red eléctrica tras la última tormenta invernal que afectó a 5 millones de hogares

El gobernador Greg Abbott firmó varios proyectos de ley para comenzar a trabajar, garantizar la calefacción y los servicios de energía en el estado.
miércoles, 9 de junio de 2021 · 18:12

La tormenta invernal de febrero sorprendió a los residentes de Texas y sacó a la luz las deficiencias en su red eléctrica. El servicio colapsó y más de 5 millones de hogares y negocios quedaron sin electricidad por varios días. Como consecuencia, 150 personas perdieron la vida, y cuatro meses después, el gobernador Greg Abbott anunció acciones.

 El funcionario firmó dos proyectos de ley para reforzar la red eléctrica, que no soportó el último invierno extremo del estado:

Durante la tormenta invernal, demasiados texanos se quedaron sin calefacción ni electricidad durante varios días y de inmediato impulsamos reformas junto al Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas. Vamos a impulsar proyectos de emergencia para el sistema energético.

El primer proyecto presentado por el gobernador exige la climatización de las instalaciones de generación eléctrica, gas natural y las instalaciones de transmisión para manejar las condiciones de clima extremo, y se establecen multas de hasta 1 millón de dólares.

Muchas personas quedaron atrapadas en sus vehículos durante varios días.

El segundo proyecto requiere que el Consejo de Fiabilidad Energética de Texas trabaje en mejorar la comunicación entre agencias estatales y la industria durante las tormentas.  Requiere la inclusión de 8 miembros independientes en la junta, conformada por 11 miembros. Los políticos tendrán un papel importante en la decisión de quiénes conformen el grupo, explicó el senador estatal, Charles Schwertner.

Estoy muy orgulloso de la legislatura y de lo que pudimos lograr en muy poco tiempo para asegurarnos de que cuando se encienda una luz, permanezca encendida.

 

La legislación es un buen comienzo, pero no es suficiente

No todos se muestran optimistas ante el anuncio del gobernador de Texas. Para el profesor de la Universidad de Rice, Daniel Cohan, el estado todavía tiene riesgo de enfrentar apagones de varios días en un futuro y cree que es necesario hablar del suministro energético, la demanda y la transmisión que mueve la electricidad entre ellos. Cree que el proyecto solo abordó la pieza de suministro y no fue tan lejos como para garantizar que se cubra la demanda durante eventos extremos.

Cientos de viviendas tuvieron que sobrevivir sin energía eléctrica.

Hay quienes creen que la climatización que se requiere realmente costará miles de millones de dólares y no es posible este financiamiento, pero será necesaria hasta 2022 durante el invierno.

El profesor de energía de UT Austin, Michael Webber, explicó que el gobernador de Texas dejó fuera una explicación importante; el hecho de que los contribuyentes deberán pagar el nuevo sistema. Lo mismo ocurrió en el año 2000 en California, y pagar las reformas le llevó veinte años al estado.