Washington

Retiran la valla de seguridad que rodeaba el Capitolio desde el asalto ocurrido el 6 de enero

Hace unas semanas se retiró al personal de la Fuerza Armada que había sido reasignado a la capital estadounidense.
sábado, 10 de julio de 2021 · 18:27

Tras seis meses de fuertes medidas de seguridad en los alrededores del Capitolio, las autoridades decidieron retirar la valla que impidió acercarse al recinto desde que simpatizantes del expresidente Donald Trump ingresaron por la fuerza el 6 de enero de este año, mientras se ratificaba el triunfo del presidente Joe Biden.

El desmantelamiento de las barricadas que rodean la icónica sede legislativa significa un avance luego de los vergonzosos hechos, pero habrá medidas preventivas para controlar a las personas que se acercan al lugar y pretenden visitarlo.

En las últimas horas, el personal de mantenimiento del Capitolio comenzó a retirar el cerco de aproximadamente 2,4 metros de alto que se elaboró exclusivamente para los días posteriores a los disturbios; la remoción debe completarse antes del lunes.

En marzo se desmanteló una parte del perímetro que desviaba el tráfico en Capitol Hill, pero se mantiene la prohibición de visitantes, algo con lo que no están de acuerdo todos los legisladores, que piden reforzar las acciones de seguridad sin impedir que turistas y estadounidenses conozcan más sobre la historia del lugar.

 

Piden labores de inteligencia

Esta semana, los legisladores recibieron una carta de la sargento de armas del Senado, Karen Gibson, quien es la encargada de la seguridad del Capitolio. En la misiva pedía que la policía continúe el monitoreo de la información de inteligencia y que la cerca se reinstale nuevamente para la tranquilidad de los trabajadores.

El asalto al capitolio dejó cuantiosos daños y lesiones entre los agentes de seguridad.

Aunque se eliminara la cerca temporal, las restricciones de acceso al edificio implementadas en respuesta al COVID 19 permanecerán vigentes y se harán cumplir.

Mientras tanto en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi ordenó una nueva revisión tras el ataque para estudiar cómo reforzar la seguridad en la zona y señaló que los problemas para controlar los ingresos al recinto continuaron después del asalto del 6 de enero.

El 2 de abril, un policía perdió la vida y otro resultó con lesiones cuando un hombre estrelló su automóvil contra la barrera del complejo. El atacante falleció por los disparos de la policía luego de que se bajó y los amenazara con un arma blanca.