FLORIDA

Un gato fue rescatado con vida del edificio que colapsó en Miami

Los bomberos lo entregaron a los familiares de sus dueños.
sábado, 10 de julio de 2021 · 17:10

A más de dos semanas del derrumbe del Champlain Towers en Surfside, Miami, rescataron con vida a Binx, un gato negro que vivía en el noveno piso junto a la familia González. Según contaron las autoridades, un grupo de voluntarios buscaba entre los escombros e identificó al felino que rápidamente fue reportado y entregado a su familia.

La alcaldesa del condado, Daniella Levine Cava, se refirió al rescate, aseguró que el gato está bien e hizo referencia a la creencia de que los gatos tienen nueve vidas:

Me alegra que este pequeño milagro pueda traer algo de luz a la vida de una familia que sufre hoy y brindar un punto brillante para toda nuestra comunidad.

Binx vivía en el apartamento 904 de la torre que se desplomó la madrugada del 24 de junio y nadie se explica cómo se salvó de la tragedia, aunque es una buena noticia en medio de la tristeza que embarga a los seres queridos de los residentes.

Binx está a salvo y volvió con parte de su familia.

Se desplegó a un grupo de voluntarios y trabajadores de control de animales para buscar mascotas que pudieran haber escapado antes y después del colapso del edificio, y Binx es el primer hallazgo exitoso.

No está claro si la familia González estaba en casa cuando el edificio se derrumbó, pero la buena noticia es que pudieron reencontrarse con su mascota. Para las autoridades de Miami, las últimas dos semanas han sido extremadamente difíciles, ya que el número de fallecidos confirmados llegó a 86 y siguen desaparecidas más de 60 personas.

 

Se agilizaron los trabajos en el lugar

Esta semana, los encargados de la búsqueda y rescate informaron que era imposible encontrar sobrevivientes, por lo que decidieron suspender este tipo de trabajos y concentrarse en la recuperación de cuerpos. Aunque falta identificar a varias decenas de víctimas, el condado cree que es posible concluir la próxima semana.

El edificio tenía importantes daños estructurales, por lo que se inició una investigación para deducir responsabilidades. Al menos seis demandas fueron interpuestas contra los propietarios de la torre, y los edificios aledaños solicitaron revisiones exhaustivas para evitar que algo similar ocurra nuevamente.