MINNESOTA

Las autoridades de Minnesota pidieron a la población no arrojar peces dorados a los lagos

Advirtieron que crecen de manera rápida y amenazan al hábitat
martes, 13 de julio de 2021 · 13:04

La Comisión de Pesca y Vida Silvestre de Minnesota solicitó a los pobladores de Burnsville evitar introducir los peces de sus acuarios en los embalses locales, ya que estos además de crecer a tamaños desorbitantes también perjudican al ecosistema local.

“¡Por favor, no suelten sus peces en estanques y lagos! Crecen más de lo que creen en sus acuarios y contribuyen a la mala calidad del agua al limpiar los sedimentos del fondo y arrancar las plantas”, redactaron los expertos de la Comisión de Pesca y Vida Silvestre del North Star State.

Desde hace meses, el gobierno de Burnsville, junto a las autoridades ambientales de Minnesota y a una empresa dedicada al control de plagas en el agua comenzó a estudiar el impacto producido por una variada población de peces de colores, entre ellos el pez dorado, que no pertenece al área.

Los expertos advirtieron que en algunos casos los peces dorados pueden llegar a crecer hasta el tamaño de una pelota de rugby.

“Los peces de colores tienen la capacidad de cambiar drásticamente la calidad del agua, lo que puede suponer una cadena de impactos para las plantas, personas y otros animales”, agregaron los especialistas.

En el análisis se detalló que “el pez dorado liberado en agua dulce es capaz de convertirse en una especie invasora que se reproduce velozmente hasta acabar con las formas de vida nativas”, lo que impacta radicalmente en el hábitat.  

En el condado de Craver, también en Minnesota, los trabajadores de la Comisión de Pesca y Vida Silvestre extrajeron el año pasado una gran cantidad de ejemplares de peces de peceras arrojados en varios lagos por los lugareños. En un solo día entre 30 mil y 50 mil ejemplares fueron removidos.

Este problema no solo representa un desafío para Minnesota, sino para varios estados del país.

Las autoridades ambientales de los estados de Washington y Virginia emitieron una prohibición que penaliza arrojar peces de acuarios en sus lagos.

Utah repuebla sus lagos con un “bombardeo” de peces

La División de Recursos para la Vida Silvestre de Utah publicó un insólito video en el que revelaron sus métodos para repoblar los más de 200 lagos montañosos que posee.

Al hallarse en zonas de difícil acceso por tierra, las autoridades ambientales cargaron varios aviones con cientos de miles de peces nativos criados en otras regiones y los dejaron caer desde el aire sobre las aguas de los diversos estanques.