FLORIDA

Revelaron llamadas hechas al 911 tras el colapso del Champlain Towers en Miami

La publicación fue autorizada por un juez que habilitó la venta del terreno para que el dinero sea destinado a las víctimas de la tragedia.
miércoles, 14 de julio de 2021 · 22:00

Las llamadas hechas minutos después del derrumbe parcial del Champlain Towers de Surfside en Miami son estremecedoras y reflejan el miedo y la confusión de las personas que no podían creer lo que veían sus ojos. La torre de 12 pisos colapsó en solo segundos y cientos de residentes quedaron entre los escombros.

El Departamento de Policía del condado recibió decenas de llamadas en las que se contaba lo que había ocurrido y el temor por estar en una zona que podría ser de riesgo:

Oh Dios mío, todo el edificio se derrumbó. Tenemos que salir de aquí, hay mucho humo y no podemos ver nada, parece que hubo una gran explosión.

Hasta el momento, las autoridades cuentan 96 víctimas fatales, pero falta por encontrar a más de 40 que siguen desaparecidas y, al parecer, están entre los bloques de concreto que faltan retirar. El edificio tenía daños estructurales y aunque fue señalado a los propietarios, las reparaciones no se hicieron a tiempo.

En una de las llamadas, una mujer vio que en la piscina se formó lo que parecía ser un pozo, algo que coincide con algunos testigos que vieron colapsar la parte baja de la estructura segundos antes del derrumbe parcial:

Hay al menos 40 desaparecidos entre los escombros.

Me desperté porque escuché un ruido. No entendía lo que estaba pasando. Miré hacia afuera y vi que el patio se hundía. El área de la piscina comenzó a hundirse. Hay muchas partes del edificio que se derrumbaron, simplemente se hundió y hay muchas personas.

Las llamadas que recibió la policía de Miami advirtieron sobre las dificultades para dejar el estacionamiento y los sonidos previos al colapso, pero el tiempo no fue suficiente para que los residentes de los pisos que cedieron abandonaran el lugar.

 

La indemnización de las víctimas

Un juez aprobó que la propiedad se venda y que las ganancias se destinen a beneficiar a las familias de los fallecidos. El magistrado de Miami, Michael Hnzman, ordenó que comience el proceso de venta del terreno que podría alcanzar los 110 millones de dólares.

El juez señaló que el comprador podría convertir una parte del terreno en un monumento para que las personas afectadas puedan rendir tributo a quienes perdieron la vida en la tragedia.