FLORIDA

Florida aporta el 20 % de los nuevos contagios de coronavirus

La Casa Blanca se refirió al avance de la enfermedad y pidió a la población que se vacune.
viernes, 16 de julio de 2021 · 17:24

Los casos de coronavirus aumentan en todo el país, pero el estado más afectado es Florida, el cual representa el 20 % del total de las infecciones, según información proporcionada por la Casa Blanca. La rápida propagación se debe a la variante Delta, que resulta ser más contagiosa y se concentra en las áreas con menos personas inmunizadas.

El estado costero es uno de los cuatro que acumulan casi la mitad de los contagios en todo el país, explicó el coordinador encargado del COVID 19 del Gobierno, Jeff Zients:

Solo cuatro estados representaron más del 40 % de todos los casos de la última semana; uno de cada cinco casos corresponde a Florida.

El funcionario explicó que es muy probable que el aumento siga en las próximas semanas y que Florida es uno de los estados con más hospitalizaciones por la enfermedad y personas fallecidas. Los números bajaron drásticamente cuando inició la campaña de inmunización, pero hay muchas personas que se resisten a recibir la vacuna contra el COVID 19.

Ron DeSantis ha sido un fuerte detractor de las políticas federales contra la pandemia. 

El estado informa un promedio diario de 29 nuevas infecciones por cada 100 mil residentes, lo que es más de cuatro veces el promedio nacional, donde la positividad ronda el 10 % y se registran 5.600 casos por día.

 

Florida tiene bajas tasas de vacunación

Aproximadamente el 55 % de los residentes elegibles para vacunarse en Florida han recibido una dosis del fármaco contra el coronavirus. El gobernador del estado, Ron DeSantis, es un fuerte detractor de las políticas federales y mientras hay un esfuerzo por combatir el virus, vende mercancías en su sitio web que rechazan las declaraciones del principal asesor sanitario del Gobierno federal, Anthony Faucy.

DeSantis no ha seguido las recomendaciones federales, decidió mantener abiertas las escuelas y las medidas preventivas en su estado fueron mínimas.

La Casa Blanca hizo un nuevo llamado a la población para que reciba la vacuna contra la enfermedad, pero también prohibió a las empresas que exijan pruebas de vacunación, mientras que a los gobiernos les pidió no exigir el uso de mascarillas.