Washington

La Casa Blanca refuerza la hipótesis de que el coronavirus se escapó de un laboratorio de Wuhan

La OMS también se refirió a la necesidad de hacer una nueva visita a China e indagar en las instalaciones del Instituto de Virología.
sábado, 17 de julio de 2021 · 19:15

El Gobierno de Estados Unidos continúa con la indagación sobre el origen del coronavirus y cada vez es más fuerte la hipótesis de que salió, de alguna forma, del laboratorio de máxima seguridad del Instituto de Virología de Wuhan, donde se analizaban diferentes virus presentes en los murciélagos.

Funcionarios de la administración de Joe Biden supervisan un informe de inteligencia sobre el surgimiento del COVID 19 y creen que la versión de que el virus escapó de forma accidental es una posibilidad tan creíble como la del surgimiento natural. La nueva postura significa un cambio respecto a lo que se creía hace un año y refuerza los pronunciamientos del expresidente Donald Trump, que siempre responsabilizó a China por la pandemia.

Las autoridades chinas han sido herméticas con la información sobre el laboratorio de Wuhan.

Varios científicos dedicados a estudiar los coronavirus y que han investigado el origen de la pandemia respaldan la idea del origen natural. Sin embargo, ellos no excluyen la posibilidad de que el virus se haya fugado accidentalmente del laboratorio, donde meses antes se reportaron tres investigadores enfermos que buscaron atención médica con síntomas similares a los del coronavirus.

 

¿Qué dice la OMS?

El director general de la OMS (Organización Mundial de la Salud), Tedros Adhanom Ghebreyesus, se refirió a las diversas teorías sobre el origen de la enfermedad y reconoció que fue prematuro descartar la posibilidad de que una fuga de laboratorio haya generado la pandemia. Asimismo, pidió a China que facilite la información sobre la situación de los laboratorios antes y al comienzo de la proliferación del virus.

Mientras tanto, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China emitió un comunicado en el que defiende la postura del país:

Desde el comienzo de la epidemia, China ha adoptado una actitud científica, profesional, seria y responsable para rastrear los orígenes del virus.

Conforme crecen las sospechas sobre la responsabilidad humana en el origen del coronavirus, también cambia el tono de la Casa Blanca hacia Pekín. La vocera del Gobierno, Jen Psaki, dijo a los periodistas que la administración presiona actualmente a los funcionarios chinos a través de canales diplomáticos para que avalen una nueva investigación internacional sobre el brote.