CALIFORNIA

California lanza el programa de almuerzos escolares gratuitos más grande del país

Todos los estudiantes podrán recibir comidas en sus centros educativos.
lunes, 19 de julio de 2021 · 12:19

Cuando las aulas en California vuelvan a abrir durante el otoño, los 6.2 millones de estudiantes de escuelas públicas tendrán la opción de comer almuerzos escolares gratis, sin importar los ingresos que genere su familia.

Este gran logro fue posible gracias a un superávit presupuestario inesperado en el Golden State. La medida permitirá llevar adelante el programa de almuerzos gratuitos para estudiantes más grande del país.

Los funcionarios escolares de California, los legisladores, las organizaciones contra el hambre, los padres y la comunidad en general, aplaudieron esta medida como una forma pionera de prevenir el estigma de aceptar almuerzos gratis y así alimentar a más niños hambrientos.

“Esto es un logro tan histórico que va más allá de un cambio de vida”, expresó Erin Primer, directora de servicios alimentarios del Distrito Escolar Unificado Costero de San Luis, en la costa central de California.

Varias ciudades, incluidas New York City, Boston y Chicago, ya ofrecen comidas escolares gratuitas para todos sus estudiantes.

Con el respaldo de más de 200 organizaciones en una coalición llamada “Comidas escolares para todos”, un conjunto de legisladores presionó para obtener fondos en el nuevo presupuesto estatal, y aprovecharon el impulso en un momento en que California posee un superávit presupuestario. El presupuesto de 262 mil millones de dólares destina 54 millones para el próximo año escolar, y se complementan con los fondos destinados por la administración de Joe Biden hasta junio de 2022. 

Los republicanos del Comité de Educación del Senado apoyaron el plan como una forma de ayudar a las familias que luchan con el alto costo de vida de California durante la pandemia. El senador republicano Brian Dahle, dijo que había visto a niños en la escuela de sus hijos robar los restos de comida cuando los trabajadores de la cafetería estaban distraídos.

Aunque las escuelas rara vez rechazan a los niños hambrientos, los padres de aquellos que no calificaban y necesitaban el almuerzo, eran acosados por las facturas y enormes deudas de alimentación. De hecho, algunas escuelas amenazaron con no permitir que los estudiantes se graduaran hasta que sus padres abonaran el total de las deudas del almuerzo.

Las escuelas informaron un porcentaje decreciente de familias que solicitaron comidas gratuitas o de precio reducido durante la administración de Donald Trump, cuando se intentaron reducir los beneficios públicos.

La pandemia mostró la peor cara del hambre en los distritos escolares de California

Después del cierre de las escuelas en marzo de 2020, muchos centros educativos transformaron sus estacionamientos en sitios de acopio de alimentos y otros bienes, y los fondos federales permitieron que las escuelas ofrecieran comidas gratis a cualquier persona.

La participación masiva de familias y miembros de la comunidad reveló a las autoridades escolares de California cuánto dependían algunas familias del servicio de comidas gratuitas.

El Distrito Escolar Unificado de Los Angeles —el más grande del estado con 600 mil estudiantes— repartió más de 400 mil almuerzos al día; mientras, en San Luis Coastal —con 7.500 estudiantes— se repartieron 30 mil almuerzos a la semana en el punto más álgido de la pandemia, cifra que casi triplica sus solicitudes previas a la crisis sanitaria.