TEXAS

Tras una larga espera, Wally Funk cumplió su sueño y viajó al espacio

La tripulante del New Sheppard había sido parte de un grupo de mujeres astronautas.
martes, 20 de julio de 2021 · 12:43

Cuando el fundador de Amazon, Jeff Bezos, le ofreció un asiento en el primer vuelo tripulado de su empresa de turismo espacial Blue Origin, la aviadora Wally Funk recibió la llamada que tanto tiempo había esperado.

Seis décadas antes, la aviadora profesional que este martes 20 de julio compartió asiento junto a Jeff Bezos en el cohete New Sheppard, había pertenecido a un programa llamado Mercury 13, que buscaba preparar mujeres para viajes espaciales. Sin embargo, esta oportunidad nunca llegó.

Funk y las demás mujeres seleccionadas eran pilotos hábiles que, al igual que sus homólogos masculinos, soñaban con volar mucho más alto de lo que jamás habían llegado: al espacio exterior. Lamentablemente, nunca fueron incluidas en misiones de la NASA y, a pesar de prepararse exhaustivamente para enfrentar las condiciones adversas de lo extraterrestre, nunca se convirtieron en astronautas, hasta hoy.

Funk ha acumulado 19.600 horas de vuelo en una variedad de aviones y ha enseñado a volar a más de 3 mil personas.

Las pruebas a las que Funk y sus compañeras fueron sometidas, eran desarrolladas para la NASA por un equipo dirigido por William Randolph Lovelace y fueron diseñadas para identificar cualquier debilidad o problemas de salud ocultos antes del vuelo.

“El objetivo de Funk no era solo hacer lo mejor que pudiera en cada prueba, sino también tratar de hacerlo mejor que quienes la habían precedido”, comentó a la revista Space Sue Nelson, una periodista científica que es biógrafa de la expiloto.

Wally Funk realmente nunca renunció a su sueño de volar al espacio”, relató Margaret Weitekamp, curadora del departamento de historia espacial del Museo Smithsoniano Nacional del Aire y del Espacio, y escritora de un libro sobre las mujeres que presionaron para ser incluidas en el programa de astronautas de la NASA. “Hubo un poco de justicia poética al incluirla en este vuelo”, agregó.

Fuente: (El Mundo)

Del sueño de ir al espacio a la realidad de viajar en un cohete

Funk, sin vuelos espaciales en su horizonte cercano, se dedicó a viajar por la Tierra durante varios años; también construyó una carrera como piloto, maestra de vuelo y, finalmente, investigó accidentes aéreos y otros problemas de seguridad para el Gobierno.

Casi 60 años después del fracaso del programa Mercury 13, la empresa Blue Origin, del multimillonario Jeff Bezos le invitó a formar parte de la primera tripulación civil en viajar en un cohete espacial con fines turísticos: el New Sheppard.

No es coincidencia que Funk ingresara a la cápsula espacial en su primer vuelo con tripulación. Bezos escogió puntualmente a la expiloto para su misión, ya que, además de ser una experimentada mujer del aire, su profundo deseo de ir al espacio seguía intacto seis décadas después.

La NASA finalmente llevó a las mujeres al espacio cuando ya era demasiado tarde para Funk y las demás participantes del Mercury 13.

“Fue conmovedor, había esperado toda una vida por esto. Se me hizo un nudo en la garganta y las lágrimas brotaron”, declaró Funk. Finalmente, este martes 20 de julio, a las 6:30 h (ET), la Wally Funk no solo satisfizo su deseo profundo de viajar al espacio exterior, sino que se convirtió en la primera mujer de avanzada edad en convertirse en astronauta al volar durante cerca de cuatro minutos en la órbita de la Tierra.