TOKIO

La gimnasta Simone Biles recibió su propio emoji de Twitter horas antes de los Juegos Olímpicos

La plataforma aseguró que es la mejor atleta de todos los tiempos.
jueves, 22 de julio de 2021 · 12:04

La gimnasta olímpica Simone Biles hace historia en los Juegos Olímpicos y aún no ha entrado en competición en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Biles se convirtió el miércoles en la primera atleta con su propio emoji personalizado para usar en Twitter. La plataforma de redes sociales convirtió a la gimnasta en una cabra con una medalla de oro, que quiere decir que es una de las más grandes atletas olímpicas de todos los tiempos.

“Sea testigo de la grandeza. Twittee con grandeza”, redactó la empresa Twitter en una cuenta propia centrada en los deportes.

Entre 2018 y 2019, Biles ganó nueve medallas de oro en los Campeonatos del Mundo. En 2019, ganó una medalla de oro en la Copa del Mundo de la FIG.

Biles y el equipo de gimnastas estadounidenses se han preparado para ganar el oro en los Juegos Olímpicos de Tokio, que están a solo un par de horas de comenzar oficialmente.

La atleta nativa de Texas con tan solo 24 años ha ganado cuatro medallas de oro y una de bronce en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016. Desde entonces, ha dominado el deporte que practica.

La tejana cuenta con 25 galardones internacionales, la mayor cantidad de medallas mundiales que ha ganado cualquier gimnasta y la mayor cantidad de medallas de oro del mundo, con 29.

Fuente: (Telemundo)

 

La primera dama Jill Biden aterrizó en Tokio 

La primera dama Jill Biden arribó este jueves a Tokio para encabezar la delegación diplomática estadounidense en los Juegos Olímpicos, desde donde enviará un mensaje de apoyo a la nación aliada, mientras esta atraviesa una grave crisis desatada por la pandemia de coronavirus.

La esposa del presidente Joe Biden fue recibida por el ministro de Asuntos Exteriores de Japón, Toshimitsu Motegi, en la base aérea de Yokota, quien la acompañará durante su visita al país.

El viaje de Jill Biden es una muestra de apoyo estadounidense a su aliado asiático y a la ceremonia olímpica que estuvo a punto de ser suspendida. Ambos países compartirán esfuerzos económicos y estratégicos para detener el poderío industrial de China en la zona.