ANIME

Japón cierra dos importantes sitios piratas de animé y manga

Se trata de KissAnime y KissManga luego de casi una década en la red.
sábado, 15 de agosto de 2020 · 16:31

Con la cantidad enorme de opciones que hay a la hora de elegir qué servicios de streaming contratar, muchas veces se vuelve difícil poder pagar todos. Por eso, algunos usuarios eligen volcarse a la piratería para consumir sus productos preferidos.

Ya sea a través de descargas directas por torrent o en páginas web que tengan reproductores de video incrustados, las prácticas son comunes a nivel mundial. Por eso, no sorprende que Japón también sea uno de esos lugares, sobre todo con su cultura aficionada al rubro del animé y el manga.

La madrugada del jueves, dos de los sitios más importantes en materia de contenido otaku se despidieron después de casi 10 años en la web. Tanto KissAnime como KissManga vieron como la justicia japonesa cerraba definitivamente la plataformas que favorecían la piratería.

Para confirmar la noticia, los responsables de las páginas se volcaron a Discord. Allí escribieron: "Todos los archivos fueron quitados por los dueños de sus derechos. KissManga y KissAnime serán cerrados para siempre".

Los curadores del amplio catálogo que tenían los portales pirata agradecieron el apoyo de sus usuarios. En este contexto, varios de ellos recurrieron a las redes para despedirlos después de tantos años en los que los acompañaron.

Era cuestión de tiempo hasta que la Justicia japonesa alcanzara los servidores del manga y el animé. Si bien la lucha contra la piratería es ardua y extensa, cada vez son más los sitios web alcanzados por este tipo de reglamentaciones.

Vale destacar que no es la primera vez que una página de animé se ve afectada por una clausura. Sin embargo, por el tamaño de su base de datos, puede considerarse una de las más importantes en la historia reciente.

Antes de KissManga y KissAnime, Manga Rock también había sufrido consecuencias similares. En este sentido, los usuarios son empujados hacia la legalidad y conformarse con los catálogos de sitios como Crunchyroll o Netflix, que si bien tienen contenidos de este estilo, no siempre cuentan con una amplia variedad.

Otras Noticias