MEGHAM MARKLE

Peligro inminente: la nueva mansión de Meghan Markle y Harry podría costarles la vida

El antiguo dueño de su casa les advirtió del riesgo.
martes, 18 de agosto de 2020 · 13:51

Los ex Duque y Duquesa de Sussex, el Príncipe Harry y Meghan Markle, compraron recientemente una mansión en El Montecito. Pero la alegría duró poco. 

El dueño anterior de la mansión, Terry Cunningham, vendió la propiedad en el año 2009. Fue el mismo Cunningham quien les advirtió a Markle y a su esposo sobre el estado actual la casa. 

La mansión está ubicada en Santa Bárbara, en una urbanización de lujo. Pero está construída en una zona orográfica muy riesgosa. El suelo e incluso el subsuelo son inestables. 

Incluso se supo que hace no muchos años la estructura de la nueva residencia de Markle y el Príncipe estuvo en riesgo de derrumbarse por un corrimiento de tierra en las inmediaciones de la construcción. Por suerte, no hubo daños. 

La mansión de Meghan y Harry cae dentro de los estándares del estilo mediterráneo. Con una pileta, salas de estar, nueve habitaciones, y rodeada de jardines para que su primogénito, el pequeño Archie, juegue. Además cuenta con seis baños, un anexo para huéspedes y cancha de tenis.

Los motivos por los cuales Markle y su esposo compraron la casa a pesar de las advertencias es un misterio. 

Cunningham insiste que los riesgos que yacen en el terreno que han comprado, y que refuercen los cimientos antes de mudarse como condición sine qua non.

Sin embargo, la pareja reside en la propiedad de El Montecito desde hace seis semanas. Esperan que la prensa se maneje con respeto en lo respectivo a su privacidad, dado que su deseo es que Archie sea libre en el inmenso terreno donde pasará su infancia. 

Otras Noticias