AL PACINO

“Me alegré mucho”: la razón por la que Al Pacino se sintió aliviado al perder su primer Óscar

La estrella no consiguió la estatuilla hasta el año 1993 gracias a "Perfume de Mujer".
sábado, 2 de octubre de 2021 · 01:00

Alfredo James Pacino, el actor más conocido como Al Pacino, es uno de los grandes nombres de la industria cinematográfica. Con una carrera que abarca siete décadas y tanto tablas como pantalla chica y cine, el artista ha ganado a lo largo de los años una serie de premios y honores.

La estrella de “El Padrino” ostenta premios Óscar, Emmy, Globos de Oro y Tony, lo que lo posiciona como uno de los actores que más reconocimientos ha recibido.

Aun así, el artista conocido por interpretar a personajes problemáticos y outsiders ha admitido que hubo un momento, cuando daba sus primeros pasos en la industria cinematográfica, en que deseó con demasiada fuerza perder un premio Óscar por una insólita razón.

Pese a su popularidad como actor de cine, nunca abandonó el teatro y paralelamente continuó con su trabajo en los escenarios.

Un año después de “El Padrino”, cuando recién tenía cuatro películas en su haber, Al Pacino fue nominado al premio al mejor actor por su trabajo en el drama criminal "Serpico". En aquella ceremonia, el intérprete perdió contra Jack Lemmon, pero esto no significó un problema, ya que ganar en aquella ocasión pudo ser una gran mancha en su carrera.

En una entrevista para Playboy de 1979, Al Pacino contó el detrás de escena de aquella disparatada noche en los Premios de la Academia.

"Nadie esperaba que fuera, estaba un poco colocado", admitió Pacino. "Tenía ganas de orinar, así que me tomé un valium. En realidad, me comí el valium como si fuera un caramelo, los masticaba”, continuó.

La cinta de Sidney Lumet le otorgó un Globo de Oro a Pacino por su actuación.

“Finalmente llegó el premio al mejor actor. ¿Puedes imaginar la forma en que estaba? No podría haber llegado al escenario. Estaba rezando: 'Por favor, no dejes que sea yo, por favor'. Y oigo, 'Jack Lemmon'. Me alegré mucho de no tener que levantarme porque nunca lo habría conseguido", remató el legendario artista.

Puede que sea la primera vez que alguien se sienta realmente aliviado de ser un perdedor, pero está claro que esa no fue la única oportunidad que se le ha presentado al talentoso actor a lo largo de los años.

 

La séptima es la vencida

A lo largo de los años, Al Pacino fue una figurita repetida en la temporada de premios. Aun así, no fue hasta el año 1993 que finalmente el actor se debió levantar de su asiento para recibir la estatuilla.

 La película dirigida por Martin Brest es un remake del filme italiano a cargo del cineasta Dino Risi. 

El hito ocurrió la noche del 29 de marzo de 1993, día que se llevó adelante la 65° entrega de los Premios de la Academia. Hasta ese entonces, la estrella había sido nominada siete veces y finalmente fue la película "Perfume de Mujer" la que le brindó no solo el Óscar, sino una ovación de pie por parte de los presentes.

Otras Noticias