DAVE GROHL

Dave Grohl tuvo que soportar el dolor de la muerte de Kurt Cobain no una sino dos veces

El exintegrante de Nirvana habló del trauma que vivió por la partida de su compañero.
martes, 5 de octubre de 2021 · 22:21

Con una trayectoria que abarca décadas, Dave Grohl ha logrado consolidarse como uno de los bateristas más aclamados de la actualidad gracias a su aporte a la industria con Foo Fighters y Queens of The Stone Age. Sin embargo, incluso antes de eso, ya era conocido por ser el baterista definitivo de Nirvana, una de las bandas más influyentes de la historia de la música.

Durante los cuatro años que el músico multiinstrumentista formó parte del trío, cosechó una estrecha amistad tanto con Krist Novoselic como con su líder y compositor, Kurt Cobain. Por tal motivo, en sus nuevas memorias,"The Storyteller: Tales of Life and Music", Grohl le dedicó un apartado a su fallecido compañero y relató cómo vivió su pérdida en dos ocasiones diferentes.

Nirvana pasó por una serie de cambios de baterista hasta que en 1990 se unió de manera definitiva Dave Grohl.

El 3 de marzo de 1994, un mes antes de que Cobain decidiera ponerle punto final a su vida, Dave Grohl recibió una llamada que anunciaba su muerte como consecuencia de una sobredosis.

"Mis rodillas cedieron y solté el teléfono mientras caía al suelo de mi habitación, cubriéndome la cara con las manos mientras empezaba a llorar", escribió el baterista de 52 años en su libro que salió a la venta este martes.

"Se había ido. El joven tímido que me había ofrecido una manzana en nuestra primera presentación en el aeropuerto de Seattle se había ido”, añadió antes de reconocer que lo había invadido una tristeza "más profunda de lo que jamás había imaginado".

La carrera de Nirvana concluyó con la muerte de Cobain en 1994, pero su popularidad creció aún más en los años posteriores.

Sin embargo, minutos después, ese sentimiento se transformó en un tremendo alivio cuando Grohl recibió otra llamada que afirmaba que el vocalista de Nirvana estaba vivo y que iba a lograrlo.

"En el transcurso de cinco minutos había pasado del día más oscuro de toda mi vida a sentirme renacido", explicó en la publicación.

En un cruel giro, Dave Grohl volvería a pasar por ese trauma apenas un mes después, cuando la noticia del suicidio de Cobain llegó la madrugada del 8 de abril. "Esta vez era de verdad. Se había ido. No hubo una segunda llamada telefónica para enmendar el error, para darle la vuelta a la tragedia. Era definitivo", sentenció.

Grohl reconoció que a casi tres décadas del incidente, hay ocasiones en las cuales todavía lo invade la profunda tristeza que lo hizo caer por primera vez cuando le dijeron que su amigo había partido.

 

Los últimos días de Kurt Cobain

El último mes en la vida del líder de Nirvana había sido una montaña rusa sin control. La llamada que recibió Grohl corresponde a un momento donde este había sido ingresado de urgencia en Roma tras ingerir una gran cantidad de somníferos que lo pusieron en estado de coma por más de 20 horas.

Aunque su entorno estaba al tanto de que era necesario tomar medidas de manera urgente, los múltiples intentos por internarlo en una clínica especializada para iniciar una rehabilitación fallaron por completo cuando este se enteró de aquellos planes y huyó.

Un día antes de que Cobain fuera hallado sin vida y sin noticias claras sobre su paradero, su madre había presentado un reporte de persona desaparecida.

Finalmente, el 8 de abril, el cuerpo sin vida del cantautor fue descubierto por un empleado de una empresa de electricidad. La autopsia determinó que este había dejado de respirar el 5 de abril cerca de las 11:30 como resultado de una herida auto infligida en la cabeza .

Otras Noticias