ADELE

Se reivindicó: Adele rompió el silencio alrededor del escándalo de apropiación cultural

La cantante se sinceró en un diálogo exclusivo con la revista British Vogue.
sábado, 9 de octubre de 2021 · 11:58

Hace apenas algunos días atrás, Adele protagonizó la última tapa de la revista Vogue en su versión británica y decidió romper el silencio alrededor del escándalo mediático que vivió luego de su aparición en el Carnaval de Notting Hill, en Londres, durante el 2020. En aquella oportunidad y luego de su marcado descenso de peso de más de 45 kilos, la cantante apareció con un bikini estampado con las banderas de Jamaica y nudos bantú en el cabello, estilo que, tradicionalmente, utilizan las mujeres de color de la región.

La aparición de Adele en el Carnaval de Notting Hill fue una de las primeras que realizó la artista tras su radical cambio de imagen.

Tras las postales que se hicieron virales, la intérprete de “Hello” recibió duras críticas en redes sociales en donde la acusaron de haberse apropiado culturalmente de un estilo que no le pertenecía. En diálogo con Voge, Adele afirmó que, tiempo después, comprendió el por qué de la reacción violenta de la comunidad virtual.

"No leí la maldita habitación. Pude ver comentarios como: 'El descaro de no quitarlo', lo cual entiendo totalmente. Pero si lo elimino, soy yo actuando como si nunca hubiera sucedido, y lo hice. Entiendo totalmente por qué la gente sintió que me estaba apropiando", afirmó Adele acerca de la polémica fotografía.

Adele lanzó su nuevo sencillo "Easy on Me" el 15 de octubre. Fuente: (Vogue)

Lo que Adele finalmente comprendió es que el peinado de nudos bantú no solo es una cuestión estética, sino que posee un propósito funcional y cosmético para cierto tipo de cabellera. “Llevaba un peinado que en realidad es para proteger el cabello afro. Eso arruinó el mío, obviamente”, reveló la ganadora del Grammy e intentó resarcir el polémico escándalo.

 

Reflexiones alrededor de su divorcio

En medio de su extenso diálogo con la revista de moda, Adele también se animó a sincerarse acerca de su divorcio de su exmarido Simon Konecki y de las repercusiones que este evento tendrá en su próximo álbum titulado “30”.

Adele y Simn poseen un hijo en común llamado Angel.

"Siento que este álbum es autodestrucción, luego autorreflexión y después una especie de autorredención, pero me siento lista. Realmente quiero que la gente escuche mi versión de la historia esta vez", afirmó Adele y aumentó las expectativas por el futuro lanzamiento.

Otras Noticias