Escena del crimen: Desaparición en el hotel Cecil

"Desaparición en el hotel Cecil”: el máximo crimen en Los Angeles llega a Netflix

La plataforma estrenó una nueva crónica de un homicidio sin resolver.
miércoles, 10 de febrero de 2021 · 14:36

La plataforma de contenidos Netflix continúa con la última tendencia de la televisión: las series documentales. Luego del éxito de “Carmel: ¿Quién Mató a María Marta?” y “Making a Murderer”, llegó a la aplicación “Escena del crimen: Desaparición en el hotel Cecil (Crime Scene: The Vanishing at the Cecil Hotel)”.

La nueva producción de la empresa de entretenimiento relata la historia de uno de los casos más extraños de la ciudad de Los Angeles: el fallecimiento de la turista canadiense Elisa Lam en 2013. Creada por Joe Berlinger, autor de “Las Cintas de Ted Bunty”, la trama de cuatro episodios recorre toda la información disponible sobre el fatídico evento, sus más delirantes teorías y un elemento muy importante, el hotel Cecil.

El hotel cambió el nombre hace años a Stay on Main Hotel.

“Si te quedabas en el hotel, a veces debías interactuar con alguien completamente loco, o que recién salía de prisión, o de un asilo para enfermos mentales. Solíamos llamarlo el inodoro vertical”, explicó en su momento el sargento Jim McSorley de la policía de Los Angeles. En sus casi cien años de antigüedad, el recinto turístico fue el hogar de varios criminales de delitos imperdonables, como fue el caso de Richard Ramírez, un homicida que recurría al lugar como refugio años antes que Lam, exactamente en el mismo piso, lo que sembró las primeras sospechas de una presencia maligna.

La protagonista de “Escena del crimen: Desaparición en el hotel Cecil” recorrió la costa oeste de California en su viaje de vacaciones, hasta desaparecer el 31 de enero. Tras docenas de procesos de rastreo, el 13 de febrero, YouTube se revolucionó con un video de ella en el ascensor del hotel Cecil, donde actuaba de manera muy extraña. Nuevas teorías denunciaron que el material había sido manipulado y se reforzó la idea de fuerzas sobrenaturales. Finalmente, el 19 del mismo mes, los restos de la víctima aparecieron en un tanque de agua, revisado a causa de los reclamos de los inquilinos por baja presión. El contenedor se encontraba en un área restringida e inaccesible para los visitantes. Sin embargo, en junio de 2013, el caso fue definido como accidente, algo que la nueva serie de Netflix está lista para poner a prueba.

Otras Noticias