VIKINGS

Ocurrente, pero desacertada históricamente: el error de “Vikings” en una gran escena

La serie de Michael Hirst confundió las épocas de este suceso.
miércoles, 10 de febrero de 2021 · 19:31

No caben dudas de que, al momento de mostrar escenas de violencia, “Vikings” fue una de las que mejor lograron cautivar a la audiencia. La serie creada por Michael Hirst se caracterizó por no guardarse absolutamente nada y poner en juego todo lo que tenía a su disposición en términos históricos. Sin embargo, hubo un pequeño detalle que se les fue un poco de las manos.

Como muchos recuerdan, durante la segunda temporada, el monje Athelstan, uno de los mejores amigos de Ragnar, fue secuestrado por sus antiguos colegas cristianos. Al creer que los había traicionado, el obispo de Wessex ordenó que fuera capturado y tomó la decisión de que lo crucificaran. Así, nació una de las escenas más fuertes de “Vikings”.

Otro grave error de la serie pasa por el vocablo “vikingo”, ya que se cree que, durante esa época, los lugareños de las tierras nórdicas no se llamaban así entre ellos ni eran conocidos por ese nombre.

Lo llamativo tiene que ver con que, a pesar de lo estrictos que eran en la sala de redacción de la serie creada por Hirst, la crucifixión no existía como tal en ese momento. Si bien está asociada a momentos icónicos de la religión cristiana, como lo que se conoce como Pascua, no hay registros oficiales que den cuenta de que existiera en los años en los que “Vikings” transcurre.

El error sobresalta todavía más si se tiene en cuenta que, históricamente, se cree que el emperador Constantino fue el encargado de prohibir este tipo de castigos en el siglo IV. Por otra parte, cuatro siglos más tarde, donde se ambienta “Vikings” en su línea temporal, la crucifixión como forma de pena llegó a considerarse hasta en contra de los principios cristianos.

La religión jugará un rol clave en la secuela de “Vikings” que se verá por Netflix.

Athelstan fue muy importante en la producción de History y fue el que introdujo a Ragnar en una fe completamente diferente a la de la mitología nórdica. Por eso, Floki lo detestó tanto que un día decidió quitarle la vida, algo que para Hirst “era lógico”. En este contexto, el padre de “Vikings” aseguró: “Como me pasó con tantos otros personajes a los que les quité la vida, extrañé a Athelstan”.

Fuente: (History)

Otras Noticias