Bridgerton

Se confesó: la obsesión que domina a una estrella de "Bridgerton"

Un gesto muy poco común.
viernes, 19 de febrero de 2021 · 10:12

"Bridgerton" fue una de las series más exitosas de Netflix, no solo de finales del año pasado sino también de su historia. Tiene el título de la serie más vista de la plataforma de streaming. En su primer mes, 82 millones de cuentas le habían dado play al drama producido por Rhonda Rhimes.

Fueron muchos los que se fanatizaron con la historia de las familias de la regencia inglesa y que en una sola sentada devoraron los 8 episodios de casi una hora cada uno. Algo entendible cuando se piensa en producciones de época, que suelen ser un éxito y atraer a tanta audiencia. Pero no contaban con que fuera semejante el impacto.

Fuente: (Netflix)

Esto también se debió a las actuaciones. Cada uno de los personajes estaba interpretado con mucha pasión por parte del actor y lograron darle ese toque de humor a una historia que no siempre lo tenía. Aunque los que se llevaron todas las miradas fueron Regé-Jean Page, como el Conde Hastings, y Phoebe Dynevor, quien le dio vida a Daphne Bridgerton.

La química entre ellos dos era innegable y aportan a la historia de amor una cuota de credibilidad que no siempre se consigue, pero uno de los motivos por los cuales los espectadores notaron esto fue de lo más peculiar: Dynevor utiliza mucho una parte de su cuerpo a la hora de darle vida a Daphne, su cuello.

Netflix ya anunció que "Bridgerton" tendrá segunda temporada.

Esto fue lo que comentaron muchos usuarios en las redes sociales, que, una vez que veían estos gestos por parte de la protagonista de "Bridgerton", no podían quitar su atención. Aunque esto no fue una decisión premeditada por parte de la actriz, está consciente de que lo hace y lo comentó en una entrevista que le hicieron en L’Officiel.

La intérprete de 25 años dijo que en un principio no lo hizo adrede, pero que tenía que ver con el corset y la intencionalidad que ponía detrás de su interpretación y que cada movimiento o tensión en su cuello denotaba una emoción del personaje, algo que se veía cuando el Duque de Hastings se acercaba a Daphne. En esos momentos parecía que estaba constantemente inhalando aire, algo que demostraba el nerviosismo de la joven Bridgerton.

Se trataba de mostrar dos emociones diferentes y no retratarla como una especie de princesa de Disney que cree que todo está bien, porque detrás de esa ingenuidad y sus ojos grandes, hay vulnerabilidad y miedo.

Otras Noticias