DONALD TRUMP

Como un niño: Donald Trump, expuesto por sus peores hábitos en público

El presidente tenía insólitas exigencias.
sábado, 20 de febrero de 2021 · 10:53

El 45° Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, podría haber pensado que estaría libre de escándalos por un tiempo luego de abandonar la Casa Blanca y de enfrentar su segundo juicio político por los sucesos del Capitolio, pero ahora resultó expuesto en una faceta impensada, como lo son sus hábitos a la hora de comer.

Si bien se conoce desde hace mucho que el expresidente tiene elecciones poco saludables en cuanto a su alimentación, lo que se supo en específico por parte de la revista Washingtonian son sus exigencias y "rituales" en sus comidas.

Según el informe presentado por el medio, el empresario inmobiliario tenía una mesa, la número 72, reservada de forma permanente a su nombre para poder ir a comer cuando quisiera. Allí, los mozos y todo el personal tenían un manual de instrucciones específico para la atención del mandatario. Lo primero que resalta es que Trump tiene una gran fobia a los gérmenes, por lo que tenía instruido al personal para que apenas ingresara se le proveyeran sanitizantes para sus manos.

Donald Trump dejó de ser Presidente el último 20 de enero.

Los mozos tenían la instrucción de acercarse y preguntar "Señor Presidente, ¿quiere gaseosa dietética con o sin hielo?". La conocida obsesión del magnate por esa bebida llevaba a que, en el mismo momento que llegaba a la mesa, quienes lo atendían ya tuvieran en su bandeja una botella bien fría y dos vasos preparados para cualquiera de las dos elecciones. La soda debía ser abierta frente a él y el empleado debía colocar su mano "en el tercio de más abajo", tanto de la botella como del abridor, y servirlo a la derecha del Presidente.

El menú consistía en camarones, filetes y papas fritas, además de pastel de manzana o chocolate para postre. También se pedían popovers que debían ser servidos dentro de los dos minutos de llegado el gobernante. Por su obsesión por los gérmenes, pedía que le abrieran una pequeña botella de ketchup Heinz en frente de él y debía "escuchar el pop al abrirse".

Donald Trump tiene 74 años.

Pero sin duda lo más insólito de la situación era el otro pedido: Donald Trump exigía tener a mano una bandeja con todo tipo de snacks como papas Lays, Milky Way, Snickers, Tic tacs, Gummy Bears, Oreos, Tootsie Rolls y muchos más. A esto se suma otro dato conocido con anterioridad: el presidente también tenía en su escritorio de la Casa Blanca un botón rojo para pedir gaseosa dietética. Por lo visto, sus hábitos eran peores que los de un niño.

Otras Noticias