TERRY CREWS

La escena que le cambió la vida a Terry Crews: “Nadie había visto nada igual”

Consagrado como actor de comedia, el artista atraviesa un presente muy distinto al que le tocó cuando intentaba dar su gran salto en la industria.
miércoles, 5 de mayo de 2021 · 06:00

Cualquiera que mire televisión y se cruce con la cara de Terry Crews en pantalla se detendrá unos instantes a ver qué es lo que pasa. El artista se volvió un ícono de la comedia gracias a actuaciones hipnóticas. Sin embargo, no siempre fue así y le debe su carrera a una película, y una escena, en particular.

En 2004, los hermanos Wayans realizaron “¿Y Dónde Están las Rubias? (White Chicks)”. El film fue dirigido por Keenen Wayans, y contó con Terry Crews en su reparto. Lo que iba a ser un papel mucho más chico y casi sin peso, se convirtió en la oportunidad de su vida, y así lo develó el director de fotografía Steven Bernstein, en diálogo con Mirá A Quién Encontré.

“Nadie conocía a Terry Crews cuando se hizo esa película”, señaló Bernstein.

Steven recordó que mientras se preparaban para el rodaje del film, el actor de “Brooklyn Nine-Nine” no paraba de pedirle al director que lo incluyera en el film. En ese momento, trabajaba como seguridad en un bar de Los Ángeles y nadie sabía qué era lo que podía hacer. De todas maneras, decidieron darle una chance y lo subieron a un avión para que fuera a Canadá, donde filmaban la cinta.

“Iba a bailar un poco en esa gran secuencia de baile”, recordó Bernstein para luego señalar que, sin decirle a nadie, Terry Crews se preparó por cuatro meses más que el resto para aprender danza. “Cuando empezamos a rodar, Terry se puso a bailar así. Nadie había visto algo igual”, aseguró Steven, que contó que al finalizar aplaudieron la performance sin parar. “Después de eso se reescribió gran parte del guion para tener más de Terry, que se volvió esta gran estrella”, sentenció.

“Terry tiene todos esos atributos que hacen admirable a un ser humano, uno de ellos es el trabajo duro”, destacó el director de fotografía

 

Su otro gran momento

Además de la escena en la pista de baile, Terry Crews protagonizó otra gran escena de la película de Keenen Wayans. Se trata del inconfundible momento en el que hizo lipsync con la canción “A Thousand Miles” de Vanessa Carlton. Bernstein aseguró que para sorpresa de todos, el artista logró la mejor en la primera de las tomas y que simplemente hicieron algunas más para resguardarse por si había inconvenientes. “Keenen me miró y me dijo: ‘Lo tenemos’”, aseguró.

Fuente: (Mirá A Quién Encontré)

Otras Noticias