MATILDA

El difícil momento que atravesó Mara Wilson, la actriz de “Matilda”, durante el rodaje del filme

La niña prodigio encontró en su equipo a dos grandes aliados.
viernes, 11 de junio de 2021 · 17:19

Cuando apenas tenía ocho años, Mara Wilson se presentó al casting de “Matilda”, la película que no solo marcaría un antes y un después en la generación de los noventa, sino también en su propia vida.

Para cuando el filme infantil dirigido por Danny De Vitto llegó a las salas en 1996, miles de chicos deseaban ser como la niña con fantásticos poderes en pantalla. Sin embargo, detrás de cámara la pequeña actriz vivía una más que compleja realidad.

Además de "Matilda", Mara Wilson se destacó en las películas "Papá por siempre" y "Milagro en la calle 24".

Por fuera de la encantadora comedia, la protagonista de “Matilda” atravesaba un difícil momento familiar luego de que su madre y representante fuera diagnosticada con una enfermedad terminal. De esta manera, mientras Mara Wilson brillaba en el set, Suzie, su progenitora, batallaba con el cáncer y sus consecuencias.

Suzie, la madre de Mara Wilson, también fue su agente.

Sin embargo, en medio de uno de los peores momentos, Mara y Suzie encontraron refugio en dos personas impensadas: el entonces matrimonio en la vida real compuesto por los actores Danny DeVito y Rhea Perlman. A diferencia de los horribles padres que representaron en “Matilda”, fuera de los focos ambos se convirtieron en un sostén tanto para la pequeña intérprete como para su familia.

De acuerdo a la autobiografía de Wilson, “Were Am I Now?”, luego de las extenuantes jornadas de grabación, la pareja se encargaba de compartir tiempo de calidad con ella mientras sus padres acudían al hospital. Incluso en ocasiones las estrellas de Hollywood se encargaban de acompañarla en las sesiones de quimioterapia.

Mara Wilson, Rhea Perlman y Danny DeVito entablaron una estrecha amistad.

El gesto de Danny DeVito que Mara Wilson nunca olvidará

Danny DeVito, quien en su faceta como productor descubrió el talento de Mara, al notar que la salud de su madre empeoraba y se lamentaba por la posibilidad de que no llegara a ver el filme, apuró la etapa de posproducción.

Como bien detalló la actriz de “Matilda” en su libro dos décadas después, no solo habló con los técnicos del filme, sino que pidió permiso para montar un cine en un espacio del hospital para una verdadera función privada. De esta manera, la madre de la estrella pudo cumplir su sueño de poder ver el trabajo de su talentosa hija en pantalla, algo por lo que Mara declaró estar eternamente agradecida.

Fuente: (Warner Music)

Otras Noticias