LA ISLA SINIESTRA

"Apestaba a sufrimiento": el escalofriante psiquiátrico real en el que se filmó La Isla Siniestra

Martin Scorsese supo de inmediato que había encontrado el escenario ideal.
sábado, 10 de julio de 2021 · 10:57

Shutter Island (La Isla Siniestra)” fue una de las primeras incursiones de Martin Scorsese en el género del terror. Si bien el cineasta ya se había codeado con la temática en su clásico “Cabo de Miedo (Cape of Fears)”, la película protagonizada por Leonardo Di Caprio representó el primer despliegue pleno dentro del historial del director. A pesar del desafío, Scorsese se lució y dejó una muestra imborrable para las jóvenes generaciones acerca de cómo debe ser desarrollado un thriller. Dispuesto a realizar un film escalofriante, Martin se encargó deliberadamente de cada detalle de su anhelada producción.

La producción está basada en la novela homónima escrita por Dennis Lehane.

Sin lugar a dudas, el contexto sería fundamental en la película del año 2010. Para aumentar la autenticidad y obtener el escenario perfecto para la tétrica historia, Scorsese trasladó a todo su equipo a un set inhóspito. El Hospital Estatal de Medfield en Massachusetts se encontraba abandonado desde hacía varias décadas y, según supo el director, en los años 50 recibió pacientes para el mismo tipo de tratamientos que se muestran en la película. Al entrar a sus escalofriantes pasillos, Martin supo de manera inmediata que había encontrado la clave del éxito.

La producción del film estuvo a cargo de Mike Medavoy.

"La pintura descascarada, las tablas del piso que se rompen debajo de los pies, las viejas piezas de equipo por ahí: el lugar apestaba a sufrimiento”, confesó Scorsese en una entrevista con Entertainment Weekly. Según detalló el productor, las sensaciones que abundaban en aquella olvidada institución psiquiátrica lo conmovieron rotundamente y fueron la pieza fundamental para la construcción de “Shutter Island (La Isla Siniestra)”.

El papel de Leonardo Di Caprio fue uno de los más aclamados de su carrera.

"Se podía sentir desde las paredes el dolor y el sufrimiento que contenía. Puedes tener a toda la gente que quieras corriendo, puedes tomarte todo el café y todas las mesas de servicios de artesanía, no importa. Si tienes algún sentimiento, quieres salir de ahí", explicó Scorsese a Richard Schickel. Al parecer, la enorme cantidad de presentes en la producción y toda la parafernalia que trae consigo una película no lograron quitarle a aquel espacio su fatídico pasado.

 

Lo supo inmediatamente

Antes de encontrar en Martin Scorsese a su director estrella, existieron otras opciones vigentes para “Shutter Island (La Isla Siniestra)”. Al parecer, David Fincher había realizado su propia versión del proyecto y la alternativa de Wolfgang Petersen también cobraba relevancia.

Sin embargo, en el preciso momento en el que Scorsese recibió el guion, supo que debía quedarse con aquella joya. "Decidí hacer 'Shutter Island' literalmente la noche que leí el guion" le confesó a Entertainment Weekly el director.

Otras Noticias