LA PROFECÍA (THE OMEN)

Ataques, fallecimientos y funestas coincidencias: lo que hay detrás de la maldición de “La Profecía"

El estudio responsable le debe mucho a la película.
lunes, 12 de julio de 2021 · 17:13

Tras el éxito de “El Exorcista (The Exorcist)”, varias películas intentaron repetir aquella suerte dentro del género terror. “La Profecía (The Omen)”, estrenada el 25 de junio de 1976, fue una de las pocas que logró trascender.

La película dirigida por Richard Donner resultó un suceso de taquilla al recaudar un total de 48 millones de dólares a partir de un presupuesto inicial de 2.8. Con aquellos números no solo catapultó la carrera de su director, sino que cambió la suerte de una 20th Century Fox en decadencia. Aun así, con el correr de los años además de trascender por su aporte a la industria, también lo hizo por la cantidad de accidentes y sucesos espeluznantes que rondaron la producción.

"La Profecía" resultó ser un rotundo éxito de taquilla.

Como ocurrió con su antecesora, en “La Profecía” no se sabe si hay verdaderos actos paranormales o si los horribles sucesos son solo un montón de morbosas coincidencias. Incluso algunos miembros de su producción se animaron a mencionar que el mismísimo diablo hacía lo posible para que no se hiciera la película.

La primera señal de problemas ocurrió cuando el avión del ganador del Óscar, Gregory Peck, fue alcanzado por un rayo cuando volaba hacia el set de Londres. Tres días después, cuando el productor Mace Neufeld volaba a Inglaterra en el mismo vuelo, su avión también fue alcanzado por un rayo.

Que los aviones sean alcanzados por un rayo no es algo inusual. Sin embargo, una vez que el reparto y el equipo estaban en tierra, se produjeron otros incidentes siniestros. A menudo, los integrantes del proyecto se libraron de ser alcanzados por varias tragedias por un día, o incluso una hora.

 

Los accidentes fatales

Una de las secuencias memorables de “La Profecía” es el momento en que la madre adoptiva de Damien lo lleva de paseo a un día agradable en el zoológico, pero los animales sienten la maléfica presencia y se asustan. El director del filme inicialmente había decidido grabar una escena con leones en el Windsor Wild Safari Park, que finalmente no quedó en el corte definitivo.

El Windsor Wild Safari Park fue golpeado por una tragedia luego de que el equipo de rodaje grabara en el lugar una memorable secuencia.

Poco tiempo después de que la producción se retiró de la locación, uno de los guardias del zoo fue asesinado más tarde por dos leones que se colaron en su caseta de vigilancia cuando dejó la puerta abierta por descuido.

Otro de los eventos de carácter inquietante no ocurrió durante el rodaje, sino tiempo después de su debut teatral. John Richardson, supervisor de los Efectos Visuales, y su asistente Liz Moore, tuvieron un serio accidente en el que ella murió decapitada por un vidrio, tal y como ocurre en una de las escenas del filme. ¿Lo peor? Cerca del accidente se habría encontrado un letrero vial con la leyenda: "Ommen: 66.6 km”.

 

Star Wars le debe mucho a “La Profecía”

Una vez que Fox se enteró de todos los terribles incidentes que afectaron a la producción, el estudio vio en estas tragedias la oportunidad de utilizarlas para su publicidad y de aumentar el aura siniestra de la película. “Estás avisado. Si te ocurre algo aterrador hoy, piénsalo. Puede ser ‘La Profecía’”, era uno de los slogan que circulaban por los medios en aquellos tiempos.

Cuando “La Profecía” finalmente llegó a salas, fue una de las películas más taquilleras del año. De hecho, el éxito del filme le proporcionó a Fox el dinero que necesitaba para completar una prometedora ópera espacial llamada "Star Wars", que se estrenaría el verano siguiente.

Fuente: (trailer0boy)