EL PROYECTO BLAIR WITCH (THE BLAIR WITCH PROJECT)

Los motivos por los que la actriz de “Blair Witch Project” pasó gran parte del rodaje armada

El trío de actores vivió un verdadero calvario.
lunes, 12 de julio de 2021 · 19:00

En retrospectiva, “El proyecto Blair Witch (The Blair Witch Project)” ha sido un gran aporte para la industria cinematográfica. A más de dos décadas de su estreno, es el ejemplo a seguir para un aluvión de películas posteriores bajo la premisa del metraje encontrado.

La película de 1999 además se posicionó como la más exitosa de todos los tiempos, si se considera la relación de inversión y taquilla. Por cada dólar invertido en el largometraje, produjo diez mil dólares aproximadamente, un fenómeno que de verdad es único en la historia del cine.

Daniel Myrick y Eduardo Sánchez fueron los directores de la película.

Pero si bien muchos habrían deseado formar parte de una producción tan emblemática, inicialmente las cosas no se veían del todo bien para los talentos involucrados, mucho menos para su protagonista que debía tomar el riesgo de sumarse a un proyecto aparentemente de poca monta, sin guion y con un montón de desconocidos en el bosque.

En una pasada entrevista del año 2016 con Paper Magazine, Heather Donahue admitió que era muy consciente de los riesgos. Por tal motivo, señaló que si bien accedió a formar parte de “The Blair Witch Project”, estuvo todo el tiempo armada.

Cabe mencionar que principalmente la familia y amigos de Donahue desconfiaban del proyecto y estaban bastante preocupados por su seguridad.

Heather Donahue reconoció que estuvo armada durante todo el rodaje.

En la misma interacción, la actriz expresó: "Traje un cuchillo gigante porque todos los que me querían me decían: 'No deberías hacerlo. Esto parece una película snuff. ¿Por qué vas al bosque con un grupo de tipos que no conoces?' Nadie quería que lo hiciera", reflexionó.

Su acto de valentía afortunadamente rindió sus frutos, dado que el perdurable legado de “The Blair Witch Project” inscribió a la intérprete en la historia del cine de horror.

 

Un rodaje poco placentero

En el largometraje independiente, la película se realizó a través de una serie de directivas poco convencionales. Los directores dieron a los tres miembros del reparto cámaras, suministros para la supervivencia y pactaron puntos de encuentros. Sin embargo, a partir de ahí, los actores se quedaron solos en el bosque libres a una experiencia verdaderamente terrorífica.

Algunas escenas que figuran en la película son de cuando realmente estaban perdidos y trataban de encontrar el siguiente punto de encuentro. A menudo, los directores Daniel Myrick y Eduardo Sánchez seguían en secreto al reparto y rompían palos o tiraban piedras alrededor suyo.

Probablemente lo más cruel fue que con el correr de los días, los cineastas les daban menos comida para que estuvieran rabiosos, enfadados y más nerviosos. Luego, cuando se quedaban dormidos, se acercaban sigilosamente a sus tiendas y ponían grabaciones de niños que reían o sacudían intensamente sus tiendas de acampar.

Fuente: (Cesar Castilla)

Otras Noticias