MICHAEL JACKSON

El complejo tratamiento psiquiátrico que lleva adelante Paris, la hija de Michael Jackson

Luego de varios intentos de suicidio, la joven deja atrás el calvario.
martes, 13 de julio de 2021 · 09:08

En al año 2016, Paris Jackson, la hija de Michael Jackson, revolucionó las redes sociales con un conmovedor posteo en su perfil oficial de Instagram en el que habló profundamente acerca de su salud mental. Por aquel entonces, la joven tenía apenas 18 años y abrió su corazón al expresar que, en varias oportunidades, había intentado suicidarse, luego de años de padecer ciberacoso.

En la actualidad, la heredera de la estrella del pop tiene 23 años y hace apenas algunos meses visitó el programa “Table Talk” de Willow Smith en donde reveló cuál fue su verdadero viaje para reencontrarse con ella misma y recuperar el eje perdido.

Paris Jackson nació el 3 de abril de 1998.

Según reveló Jackson, la terapia EMDR fue la única que le otorgó resultados. El tratamiento consiste en una desensibilización y reprocesamiento de los movimientos oculares. Mientras se recuerda un proceso traumático, el movimiento constante de los ojos o algunos golpes en la mano van logrando desterrar el evento del foco de conflicto. Para Paris, este tratamiento fue esencial para sobrellevar el acoso de los paparazzi luego del fallecimiento de Michael.

“Acabo de comenzar el proceso de curación. No sé si sabes qué es EMDR. Amo a EMDR. Es muy intenso, pero te pone en un estado muy frágil y vulnerable, pero es un tipo de terapia muy eficaz", expresó Jackson.

La joven es la segunda hija de Michael Jackson y Debbie Rowe.

A pesar del difícil camino recorrido, la hija de Michael mira hacia atrás y agradece poder seguir estando en esta vida. De manera sentida, la joven habló con Smith acerca de sus múltiples intentos de suicidio a los 14 años. "Ha habido momentos en los que lo hice y momentos en los que no lo hice, en los que estaba molesta porque no funcionó. Puedo decir varios años después que me alegro mucho de que no fuera así. Las cosas han mejorado", cerró Paris.

 

Una infancia compleja

Según detalló Paris, ser la hija de Michael Jackson le otorgó tintes muy estresantes a su niñez y, tras el fallecimiento del ícono de la música, la situación se tornó cuesta arriba en medio de las complejas acusaciones por abuso que recibió el cantante.

En la actualidad, la joven retomó el contacto con su madre biológica.

"Creo que es todo. Creo que mucho de eso fue simplemente no saber quién era yo, ser una niña que atravesaba la pubertad y probablemente gran parte de mi situación con mucha presión. Fue muy difícil y la gente me decía que me suicidara todos los días. Y estaba deprimida. Durante ese tiempo de espera, encontré más y más alegrías en la vida y más formas de afrontar la situación y más formas de vivir realmente en lugar de simplemente existir ", expresó la joven artista.