EL CONJURO (THE CONJURING)

Única: la escena de “El Conjuro” que la consagró como la película más tétrica de todos los tiempos

El film de James Wan es considerado el más influyente de las últimas décadas.
martes, 13 de julio de 2021 · 11:13

Si se recorren las listas de los mayores éxitos de taquilla del género del terror, “El Conjuro (The Conjuring)” ocupa, sin dudas, un lugar sin precedentes. La película dirigida por James Wan ganó más de 300 millones en todo el mundo y se destacó por sus excelentes críticas. El film es considerado como una clase maestra del suspenso, reconocimiento que le valió dos secuelas. Por supuesto, la pieza posee momentos memorables y una de sus escenas se consagró como la secuencia más terrorífica de la historia del cine.

La primera película de El Conjuro (The Conjuring)” se estrenó el 19 de julio de 2013.

El personaje más siniestro de la producción de Tony DeRosa-Grund es, por supuesto, Betsabé. La dueña de la mítica granja, se suicidó en 1863 tras asesinar a su bebé recién nacido en medio de un pacto con el diablo y desde aquel momento su espíritu continúa rondando por la propiedad. La primera vez que los actuales habitantes de la casa y los espectadores se encuentran con Betsabé se convirtió en una de las escenas más icónicas de todos los tiempos del género del terror. Allí, una de las hijas de Andrea es despertada por su hermana Cindy sonámbula, mientras golpea su cabeza contra un armario. Luego de acompañar a la pequeña hacia su cama, la niña vislumbra por primera vez a la espantosa Betsabé acechando arriba del armario.

En el documental producido por Slashfilm, la especialista Meagan Navarro explicó por qué esta escena es tan relevante dentro del film y la cultura de lo siniestro. "En el estado de subconsciente de Cindy, algo está atrayendo a Cindy al armario. Se golpea la cabeza contra las puertas de manera rítmica por la noche, lo que hace que el espectador se concentre en la pregunta de qué podría haber dentro de él. Incluso cuando la tensión aumenta, la cámara va y viene entre el enfoque de Andrea del vestuario, la conciencia y el miedo naciente de Cindy, y el vestuario oscuro en sí. Está filmado de tal manera que mantiene la parte superior del vestuario fuera del encuadre antes de la revelación, lo que garantiza que la sacudida sea más potente", explicó la experta.

Fuente: (Warner Bros. Pictures)

La clave del éxito de la escena de “El Conjuro (The Conjuring)” reside allí. La excelencia narrativa de Wan logra que el espectador espere un susto, pero que lo haga de una manera rotundamente diferente a la que él pretende. Así, cuando Betsabé es finalmente revelada, la tensión está en su punto más álgido de aumento. Este tipo de recursos, muy disímiles a los que los amantes del género de terror están acostumbrados, logró que la película sea consagrada como una de las más influyentes de la última década y James Wan un referente indiscutido de la escena cinematográfica.

 

Trascendió la gran pantalla

Recientemente, dos documentalistas se alojaron durante dos semanas en la granja real que inspiró la historia de “El Conjuro (The Conjuring)” para realizar una pieza audiovisual en medio del éxito de la producción cinematográfica. Los testimonios de los realizadores tras la siniestra experiencia, sorprendieron a más de uno.

Kendal Whelpton llevó adelante el documental junto a su esposa Vera.

"Estar en la casa durante dos semanas realmente arruinó la psiquis de todos los miembros del equipo. El tercer día empezamos a cansarnos, el cuarto día no puedes dormir porque están pasando cosas, hay mucha actividad en la casa", contó Kendall Whelpton en el estreno de su documental “The Sleepless Unrest”.